Ampliación de la Corte: el kirchnerismo en el Senado se dispone a avanzar con la propuesta de los gobernadores peronistas

·4  min de lectura
Conferencia de prensa de los gobernadores luego de reunirse con el presidente
Captura de tv

Los gobernadores peronistas ya le hicieron llegar a los senadores del Frente de Todos su propuesta para ampliar la Corte Suprema de Justicia a 25 miembros y el interbloque que conduce José Mayans (Formosa) busca acelerar los tiempos para avanzar con la firma del dictamen de comisión que les permitiría llevar la iniciativa al recinto de la Cámara alta antes de fin de mes.

Así se lo confirmaron dos fuentes legislativas a LA NACION. Una de ellas precisó que Mayans recibió el texto el viernes de la semana pasada de manos de los gobernadores Alberto Rodríguez Saá (san Luis) y Axel Kicillof (Buenos Aires).

Claudio Moroni, otro de los ministros apuntados por Cristina Kirchner, está desde hace diez días en Suiza con la CGT

Hasta ahora sólo se sabe que la propuesta es similar a la impulsada por el exjuez de la Corte Raúl Zaffaroni y que establece la ampliación del máximo tribunal de Justicia mediante la designación de un juez por provincia más uno en representación de la Nación.

La jugada de los gobernadores apunta a poner presión sobre la Corte Suprema en momentos en que sus cuatro integrantes, hay una plaza vacante tras la renuncia de Elena Highton, tienen en sus manos la resolución del reclamo de Ciudad de Buenos Aires por los puntos de coparticipación que el gobierno de Alberto Fernández le quitó, con aval de la entonces mayoría kirchnerista del Congreso, para financiar a la provincia de Buenos Aires en 2020.

La ampliación del tribunal propuesta por los caciques provinciales también es funcional a Cristina Kirchner, que fue quien dio la orden hace un mes y medio atrás a los senadores oficialistas para que iniciaran el debate del tema en las comisiones de la Cámara alta.

Fue la respuesta de la vicepresidenta al desafío que le habían planteado los jueces del máximo tribunal cuando declararon inconstitucional la ley sancionada en 2006, que había impulsado Cristina Kirchner cuando era senadora y primera dama, que reglamentaba el funcionamiento del Consejo de la Magistratura y que había reducido de 21 a 13 sus miembros. Entre los consejeros eliminados estuvo el titular de la Corte que, además, presidía el organismo.

Por aquel fallo, emitido a mediados de diciembre último, los magistrados establecieron un plazo de 120 días para que el Congreso dictara una nueva norma que regulara el organismo encargado de seleccionar y sancionar a los jueces, caso contrario volvería a aplicarse la ley anterior, dictada en 1998.

El Senado aprobó un proyecto nuevo, pero la parálisis que sufría a fines de abril la Cámara baja impidió que fuera sancionado. Así, con los tiempos vencidos, y con abogados y magistrados designando nuevos consejeros para adecuarse a la ley de 1998, el presidente de la Corte, Horacio Rosatti, tomó el control del Consejo de la Magistratura.

Esto fue tomado como un desafío por Cristina Kirchner y a los pocos días el oficialismo inició en el Senado el debate de la ampliación de la Corte en un plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales y de Justicia y Asuntos Penales.

Según las fuentes consultadas por LA NACION, Mayans se reunirá próximamente con el peronista jujeño Guillermo Snopek, presidente de Asuntos Constitucionales, para definir la estrategia a seguir.

El oficialismo debe resolver cómo se viabilizará la propuesta de los gobernadores, si le darán ingreso como un proyecto presentado por uno o varios senadores o si tomarán el texto como base para redactar el dictamen de comisión. Una tercera versión hablaba de la posibilidad de que el Poder Ejecutivo presentara la iniciativa, pero en el interbloque oficialista no manejaban por estas horas esa alternativa.

Uno de los voceros consultados no descartó que la firma del despacho se produzca esta misma semana, para así dejarlo en condiciones de ser discutido antes de fin de mes en el recinto.

Hasta el momento de la irrupción de los mandatarios peronistas en la discusión, las comisiones tenían en debate cuatro proyectos de ley relacionados con la Corte, tres de los cuales impulsaban su ampliación en números que van desde los 9 hasta los 16 miembros.

El rechazo de un aliado

La propuesta de los gobernadores ya fue cuestionada por el provincial Alberto Weretilneck (Juntos Somos Rio Negro), quien presentó un proyecto de ampliación a 16 jueces, que calificó de “inviable” la idea de una Corte integrada por un juez oriundo de cada una de las provincias.

Los cuestionamientos del rionegrino podrían poner en peligro el endeble quórum que tiene el Frente de Todos en el Senado, que logra gracias al aporte de dos provinciales aliados desde que perdiera seis bancas en las elecciones del año pasado.

Sin embargo, en este caso la pérdida del apoyo de Weretilneck sería compensada con el paso al oficialismo de la exdisidente peronista Clara Vega (La Rioja), que entró a la Cámara alta por las listas de Cambiemos. La senadora ha dado en los últimos meses un giro de 180 grados en su discurso, al punto que, según confiaron voceros del oficialismo, ya participa de las reuniones del interbloque del Frente de Todos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.