Amplían plazo de investigación en caso de detenidos por tomar caseta

·2  min de lectura

CUERNAVACA, Mor., marzo 29 (EL UNIVERSAL).- Un juez de control otorgó un mes de ampliación para el cierre de la investigación en la causa penal JCJ/560/2020, integrada en contra de 57 personas por los delitos de secuestro agravado en perjuicio de tres operadores de autobuses, secuestro exprés en agravio de un particular, así como asociación delictuosa en agravio de la sociedad.

Los procesados fueron detenidos en octubre de 2020 por tomar las casetas de cobro de la Autopista México- Acapulco 184, "Francisco Velasco Durán" también conocida como Alpuyeca, al sur del estado.

El Tribunal Superior de Justicia informó que la audiencia se realizó de forma extraordinaria en el salón de plenos, por el número de imputados y para mantener las medidas de seguridad e higiene debido a la pandemia ocasionada por el virus Covid-19.

El juez determinó la ampliación del plazo para el cierre de la investigación luego de escuchar las argumentaciones de las defensas, públicas y privadas y de cada uno de los imputados.

Finalmente, el juez determinó que subsista la medida cautelar de prisión preventiva de manera oficiosa e informó que la fecha para la siguiente audiencia será el 19 de abril del año en curso.

El antecedente del caso se remite a octubre de 2020 cuando un grupo de personas tomaron la caseta de Alpuyeca durante 15 días para pedir dinero a los usuarios a cambio de permitir el paso. Luego de la detención, la fiscal antisecuestros Adriana Pineda Fernández afirmó que los manifestantes operaban a favor de un grupo delincuencial y recibían hasta mil 500 pesos para tomar las casetas y extorsionar a conductores.

También el gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo afirmó que los líderes delincuenciales se aprovechan de la situación económica de los jóvenes de entre 15 y 16 años, y ellos aceptan tomar las casetas para tener algo para comer.

Desde esa fecha, el gobernador afirmó que había alcanzado acuerdos con la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, para abordar la seguridad de las casetas mediante el apoyo de elementos de la Guardia Nacional (GN), para retirar a quienes pretenden bloquear casetas.

En el operativo de desalojo las autoridades liberaron a tres operadores de autobuses, dos de ellos privados de la libertad durante ocho días por los manifestantes.

El grupo de detenidos estaba conformado por 43 hombres, 14 mujeres y 21 menores de edad, estos últimos fueron entregados a la Procuraduría de Niñas, Niños, Adolescentes y la Familia del sistema DIF Morelos.

Además, se aseguraron tres autobuses, cinco teléfonos celulares y un contenedor con monedas de diferentes denominaciones. De las 78 personas detenidas 61 son originarias del estado de Guerrero, 15 de Morelos, una de Michoacán y una de la Ciudad de México.