Anuncios

Se amplía déficit de cuenta corriente en 1T a 14,282 millones de dólares

La Cuenta Corriente de la balanza de pagos registró un déficit de 14,282 millones de dólares en el primer trimestre del año, de acuerdo con información divulgada por el Banco de México.

Como proporción del PIB, este déficit representó 3.6% del Producto Interno Bruto (PIB), similar a 3.7% del PIB observado en el mismo periodo del año pasado.

El saldo negativo de la cuenta corriente en el periodo de enero a marzo de este año es resultado de la combinación de un déficit de la balanza de bienes y servicios por 8,120 millones de dólares, así como un déficit en la balanza de ingreso primario, que representan ingresos y egresos devengados provenientes de rentas como cobros y pagos de intereses o remisión de utilidades por 13,792 millones de dólares.

También refleja un superávit en la balanza de ingreso secundario, donde se asientan transferencias corrientes entre residentes y no residentes, que pueden ser en efectivo o en especie, por 13,792 millones de dólares.

En tanto la cuenta financiera presentó un endeudamiento con el resto del mundo que significó una entrada de recursos por 12,344 millones de dólares, que incluyen un aumento de la reserva internacional por 2,858 millones de dólares así como un flujo positivo del renglón de errores y omisiones por 1,840 millones de dólares.

Desde Nueva York, el economista para América Latina en Goldman Sachs, Alberto Ramos, explicó que el saldo de la cuenta corriente continúa erosionándose y el flujo de capitales no es consistente.

La preocupación está concentrada en el perfil de riesgo de la cuenta de capital, pues México es una economía altamente integrada con una presencia extranjera considerable en los mercados locales, refirió.

Entran capitales porcontexto mundial

Ramos reconoció que el mercado mexicano hiló dos trimestres consecutivos de entradas de inversiones de cartera, que sólo en el periodo de enero a marzo ascendió a 1,512 millones de dólares.

Observó que continuó el flujo de Inversión Extranjera Directa, al registrar la llegada de 18,636 millones de dólares también en el primer trimestre, pero consideró que no hay condiciones para asumir que será un flujo sostenido.

Dijo que son entradas que deben analizarse en contexto más amplio. El mismo Banco de México en la introducción del comunicado de la balanza de pagos, explicó que “el entorno internacional complejo se tornó aún más incierto ante los acontecimientos que se suscitaron en los sistemas bancarios de Estados Unidos y Europa. Esto propició una mayor aversión al riesgo y episodios de turbulencia en los mercados financieros internacionales”.

El economista de Goldman Sachs observó que durante 10 trimestres se presentó una fuerte desinversión de títulos de deuda y activos mexicanos que apenas se detuvo desde el último trimestre de diciembre.

Esto evidencia que es un comportamiento incierto en un contexto global de volatilidad.

Y los flujos de inversión productiva están expuestos a la incertidumbre y alto riesgo que representa el respeto al Estado de derecho en México, enfatizó.

ymorales@eleconomista.com.mx