Amor y empresas, así fue el debate sobre apoyo de Mariana Rodríguez

·4  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, julio 22 (EL UNIVERSAL).- El consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, expresó que en la discusión del caso del apoyo que recibió el gobernador electo de Nuevo León, Samuel García, por parte de su esposa, la influencer, Mariana Rodríguez, se habló más de la relación afectiva que mantienen los involucrados o de una situación de violencia de género, en lugar del tema jurídico que plantea el proyecto de la Comisión de Fiscalización.

"Se ha hablado de muchísimas cosas y paradójicamente de lo que menos se ha hablado es de la materia jurídica que sustenta el proyecto que la Comisión de Fiscalización nos pone a nuestra consideración", expresó al inicio de su intervención.

Luego de la segunda ronda de discusión, en la que se destacó en algunos momentos el papel de la influencer como esposa del gobernador electo, Córdova Vianello exhortó a los consejeros a debatir el tema principal, "si se trata o no de una portación que debió reportarse y si se trata de una portación de un ente prohibido por la legislación electoral".

Dijo desconocer si el querer desviar el tema se trata de una estrategia política o de distracción, "con la que se evidencia que nadie ha leído o ha leído muy poco (el proyecto), o que se está hablando de un tema que no se conoce".

"Se ha hablado de las relaciones familiares fuera y dentro de este consejo, se ha hablado de las relaciones afectivas, se ha hablado de si hay o no un deber jurídico, moral o religioso de los cónyuges de apoyarse o respaldarse, se ha hablado si hay derecho o no de los cónyuges de ser solidarios entre sí, se ha llegado a hablar incluso de cosificación de la mujer, se ha hablado hasta de violencia de género", expresó.

Momentos antes, el consejero Ciro Murayama expresó que la relación personal entre dos ciudadanos no debe ser parte de la discusión.

"He oído con frecuencia referencia a la figura matrimonial que por más que busco no encuentro en la legislación electoral, mencionan matrimonio, entonces yo no entiendo que estar casado con alguien sea ni una agravante, cuando en temas de fiscalización coincido en que esa variable la relación personal entre dos ciudadanos debe despejarse de la ecuación y no ser parte de esta discusión".

Indicó además, que sólo los ciudadanos son quienes pueden realizar financiamiento privado a campañas electorales, por lo que cuando una persona física, que tiene derecho de aportar a una campaña y tiene al mismo tiempo una actividad empresarial, "nuestro reglamento de fiscalización ha trazado una línea y es que las aportaciones en especie de una persona de actividad empresarial son válidas, siempre y cuando no aporten el giro de su negocio".

Durante su participación en la segunda ronda de discusión, el representante de Morena, Sergio Carlos Gutiérrez, también dejó claro que "no es un debate de amor", sino de temas que tienen implicación en temas electorales.

"Es muy evidente el propósito de la señora Mariana Rodríguez, de hacer propaganda para un candidato, a mí no me interesa si es su esposo, a mí lo que me interesa es que el candidato recibió propaganda por un ente prohibido.

El debate del amor no viene a colación, aquí es el debate jurídico, el propósito de publicitar a un candidato era una clara estrategia de campaña, quien no quiera reconocerlo estará cegado a ver una realidad", expuso.

Al inicio de la discusión, en un escrito del dirigente nacional de Movimiento Ciudadano, Clemente Castañeda, y expuesto por su representante ante el INE, Juan Miguel Castro, se dijo que el proyecto está basado en criterios discriminatorios y absurdos.

"¿Qué pretenden sancionar? Que la esposa de nuestro candidato electo al gobierno de Nuevo León fue solidaria con su marido, ¿quieren sancionar eso?, quieren castigar a la señora Mariana Rodríguez Cantú porque hizo todo lo que estuvo en sus manos por respaldar a su esposo, ¿quieren sancionar a una mujer que quiso ayudar a su esposo?

Prohíben que una esposa apoye a su esposo, con el argumento de que como ella es muy querida, muy reconocida y muy apoyada por cientos de miles de personas en Nuevo León debió quedarse en casa, si no fuera famosa ustedes no hubieran intentado algo de este tamaño, prohibir a una esposa que apoye a su marido, descalifican su conducta de manera discriminatoria por que la señora Mariana Rodríguez tiene muchos seguidores en las redes sociales ese es todo su punto.

No se dan cuenta de la carga de machismo que hay en este proyecto y de la ofensa que se está cometiendo contra la libre decisión de una mujer, es un agravio Ad Feminam, porque decidió usar su libertad de expresión en sus redes sociales a favor de su esposo".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.