¿Lo que sientes es amor o apego? La clave para reconocerlos en tus relaciones

Marian Marval Díaz
·Editora
·3  min de lectura
Couple having problems in relationship due to infidelity
El apego suele nublar y desgastar las relaciones. (Foto: Getty Images)

Sientes que no puedes vivir sin esa persona, que solo quieres estar a su lado, no importa el tiempo que pasen juntos, no se quieren separar. Parece la descripción de cualquier telenovela, rom com, o de la experiencia de cualquier relación de pareja. Sin embargo, lo que puede estar detrás es uno de los sentimientos que más carcomen y desgastan el amor: el apego.

El apego suele nublar y desgastar las relaciones de pareja, entre padres e hijos, amigos, familiares, a partir del deseo de controlar a la persona que se ama por miedo a perderla.

Para las filosofías budista y vedanta el apego es la antítesis del amor, ya que se suele ver a la persona que se quiere como la fuente de la propia felicidad.

¿Pero cómo reconocer que el amor que se siente por alguien puede tornarse algo nocivo que hace sufrir a otros?

Relationship problems of a young couple.
(Getty Creative)

“Cuando el amor está viciado por el egoísmo e individualismo, se torna apego. Cuando el apego es libre de motivos egoístas, es amor”, explica el filósofo Swamiji A. Parthasarathy, en el libro The fall of the human intellect.

En las relaciones, especialmente de pareja, se distingue con más facilidad cuando la voluntad de uno se quiere imponer, sin tomar en cuenta o validar, lo que la otra persona realmente desea para sí.

“Es la clase de deseo que perturba la mente y causa sufrimiento, aunque al inicio no lo parezca, especialmente a otras personas”, explica el monje budista, Guen Kelsang Tashi, maestro residente del Centro de Meditación Kadampa de Miami.

Tashi resalta la palabra que da una pista para descubrir si el amor se está volviendo apego, el sufrimiento que acarrea el desear a esa persona o permanecer con ella, pese a esa sensación de ahogo y hasta egoísmo que se puede experimentar al mismo tiempo.

Sin embargo, hay que destacar que es normal que se sienta tristeza o pesar cuando la persona que se ama sufre por alguna circunstancia externa, como una enfermedad, un fracaso, una pérdida.

“El amor en el budismo tiene tres aspectos: es una sensación agradable, de aprecio, de cercanía, cuando sentimos que la felicidad y el bienestar del otro es importante”, agrega Tashi en una entrevista en Yoga with Marian.

Justamente el amor es desear que la persona que se quiere esté bien, sea feliz, incluso si esa felicidad puede implicar que se aleje.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Cómo trabajar en el apego

Una de las primeras enseñanzas que expresan las filosofías budista y vedanta es que la felicidad de cada individuo reside en sí mismo y no en otra persona, un objeto externo, una idea, un deseo.

Al caer en cuenta en esto, ya se está liberando a la mente de la carga que se impone sobre la otra persona de que siempre debe estar presente o debe ser controlada.

“Por ejemplo si no estamos con alguien que queremos y lo extrañamos, desear que esa persona sea feliz, que si tiene un problema, que se libere de esa situación. Practicamos la compasión y el amor puros”, expresa Tashi.

Fortalecer la autoestima y desarrollar la compasión propia y hacia los demás son herramientas fundamentales para observar el apego y reflexionar sobre cómo trabajarlo para sanar las relaciones, apunta Martha Ramírez Jove, profesora de yoga mexicana y creadora de la Guía Básica de Yoga.

“Trabajar en el amor propio nos va a ayudar a sanar nuestras relaciones más cercanas. Es claro que si uno no se acepta, es muy difícil que se acepte al otro. Empiezas a aceptar y allí surge la compasión, el tener paciencia con el otro”.

MÁS HISTORIAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

VIDEO | Claves para distinguir el amor del apego