Amnistía pide no ceder a ultimátum de talibanes sobre evacuaciones de Afganistán

·3  min de lectura

Estados Unidos y sus aliados, que están evacuando a miles de personas de Kabul en condiciones caóticas, no deben "bajar los brazos" frente a los talibanes, que exigieron poner fin a las operaciones el 31 de agosto, dijo a la AFP la secretaria general de Amnistía Internacional, Agnès Callamard.

PREGUNTA: Los talibanes calificaron de "línea roja" la fecha del 31 de agosto para la retirada de todas las tropas extranjeras y las evacuaciones. En su opinión, ¿cuál debe ser la respuesta?

RESPUESTA: Esta fecha nos preocupa mucho. Pero no podemos abandonar el aeropuerto simplemente porque los talibanes lo exigen, debemos rechazar el ultimátum del 31 de agosto.

Hoy se celebra la sesión especial del Consejo de derechos humanos (en la ONU) y la reunión del G7. Necesitamos una resolución fuerte para pedir a los talibanes que deben pasar a la gente al aeropuerto y que las evacuaciones continúen hasta que se pueda evacuar a todas las personas identificadas como vulnerables. Es una línea roja para la comunidad internacional, no debemos ceder a eso.

No estamos desamparados frente a los talibanes: necesitan reconocimiento internacional. Siguen figurando como grupo terrorista en la lista de la ONU [desde una resolución del Consejo de Seguridad de 2011]. Esto significa que sus activos están congelados, que no se les puede dar ninguna ayuda financiera. Mientras esta resolución esté vigente, es un importante medio de presión.

Sé que son negociaciones difíciles, pero no tenemos otra opción. No podemos renunciar y abdicar de nuestras responsabilidades con estos afganos que han luchado durante los últimos 20 años en nombre de los valores internacionales, de los valores democráticos.

Fueron al frente por una visión del mundo que nos corresponde, no podemos defraudarlos. Son cuestiones históricas.

P: Varios países han expresado sus temores de que la caída de Afganistán a manos de los talibanes desemboque en una crisis migratoria.

R: Por supuesto que hay flujos migratorios. Tenemos reglas, leyes, se trata de aplicarlas.

Ahora, más allá de la situación de las personas que intentan huir en estos momentos, ¿podemos decir que la situación en Afganistán va a desembocar en flujos masivos? No lo sabemos aún.

Estamos creando miedos y temores, se está instrumentalizando la crisis.

No digo que será fácil pero de momento hay mucha buena voluntad, ciudades que se han ofrecido como ciudades de asilo, organizaciones de ayuda a los refugiados que han ofrecido apoyo logístico y humanitario.

Debemos aprovechar este momento, utilizar esta energía para darnos los medios de integrar a esta población traumatizada. Es un reto que podemos asumir.

P: ¿Qué información tienen ustedes de la situación en Afganistán?

R: Amnistía Internacional trabaja desde hace décadas en Afganistán. Dos de nuestros investigadores fueron evacuados hace unos días. Habían estado trabajando hace poco en el caso de una decena de hombres de la comunidad hazara que fueron torturados y ejecutados por los talibanes antes de la caída de Kabul. Esto es muy preocupante.

La información que llega es alarmante. Anoche (lunes) nos enteramos de que los talibanes, que buscaban a un hombre que había colaborado con las fuerzas extranjeras, golpearon a su madre, una mujer de edad avanzada.

Estos incidentes son cada vez más frecuentes y estas prácticas parecen convertirse en la norma.

Tenemos listas de personas que deben ser evacuadas, pero obviamente los talibanes también tienen sus listas, que son muy similares.

cf/meb/jz

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.