Amnistía Internacional insiste en que se investigue la tragedia de Melilla

Madrid, 2 nov (EFE).- Amnistía Internacional (AI) exigió de nuevo este miércoles una investigación exhaustiva de la tragedia ocurrida en un salto masivo de 470 inmigrantes a la valla fronteriza de la ciudad autónoma española de Melilla (norte de África), el pasado 24 de junio, en el que murieron 23 personas.

La organización internacional se suma a la denuncia de expertos de Naciones Unidas que han criticado la "alarmante" falta de rendición de cuentas de España y Marruecos por los sucedido.

En un comunicado, Amnistía Internacional subraya la necesidad de que se asuman responsabilidades y recoge la denuncia de la relatora especial de la ONU contra el racismo que en su última día de mandato, el lunes, emitió un duro comunicado para denunciar la "violencia mortal" en la frontera para impedir la entrada de inmigrantes no blancos.

"La falta de una rendición de cuentas significativa por las muertes y lesiones del 24 de junio hace difícil concluir lo contrario", señalaron los expertos de la ONU.

En el comunicado, Amnistía Internacional se remite también al documental realizado por la BBC en el que se sostiene que la policía española vio y no impidió que decenas de inmigrantes africanos murieran en su frontera con Marruecos, una información puesta en duda por fuentes del Ministerio español del Interior, que dijeron que se trata de unas acusaciones "de gran gravedad sin el sustento de ninguna prueba".

La organización humanitaria insiste en que "el derecho internacional de los derechos humanos exige una investigación exhaustiva, la reparación de las víctimas y sus familias, así como la garantía de no repetición".

El pasado 24 de octubre, el defensor del Pueblo de España, figura encargada de velar por los derechos de los ciudadanos, aseguró que, según un informe realizado por su oficina, en el salto masivo a la valla fronteriza de Melilla no se respetaron las "garantías legales nacionales e internacionales".

El ministro español del Interior, Fernando Grande-Marlaska, siempre ha mantenido que la actuación policial fue "proporcionada" a un ataque "violento", "organizado" e "intolerable".

(c) Agencia EFE