Amnistía critica doble estándar de Occidente para refugiados

REFUGIADOS-DOBLE ESTÁNDAR (AP)
REFUGIADOS-DOBLE ESTÁNDAR (AP)

Amnistía Internacional criticó el martes lo que describió como un doble estándar por parte de los países de Occidente que han cerrado filas para dar una “respuesta contundente” a la invasión rusa de Ucrania, pero siguen siendo “indiferentes” a los problemas de violaciones a los derechos humanos en Medio Oriente.

De acuerdo con el grupo internacional de derechos humanos, ese doble estándar impulsa una mayor represión para las millones de personas que viven en la región.

El fuerte reproche se produjo luego de que la organización con sede en Londres publicó su reporte anual en una conferencia de prensa realizada en su oficina de Beirut, la capital de Líbano. Cada año, el reporte documenta y analiza patrones de violaciones y abusos a los derechos humanos en todo el mundo.

En el reporte, Amnistía Internacional exhortó a la comunidad internacional a hacer rendir cuentas a los responsables de abusos a los derechos humanos en Medio Oriente y el norte de África, y a abordar la cuestión de la migración sin discriminación.

Los países de Occidente “abrieron inmediatamente sus fronteras para recibir a los refugiados de Ucrania”, dijo Aya Majzoub, subdirectora de Amnistía Internacional para las naciones de Medio Oriente y del norte de África. Señaló que eso representa un fuerte contraste respecto a cómo esos mismos países tratan a los refugiados y migrantes que tratan de huir de la guerra de Siria, del caos en Libia o de la crisis económica de Líbano.

El número de intentos de migrantes de entrar en la Unión Europea sin autorización alcanzó aproximadamente 330.000 en 2022, la cifra más alta de los últimos cinco años. En 2015, más de un millón de personas, en su mayoría refugiados sirios que huían del conflicto, llegaron a Europa.

Alemania fue elogiada por recibir grandes cantidades de refugiados sirios en ese entonces, y Estados Unidos y las naciones europeas a menudo mencionan los miles de millones de dólares que han destinado para ayudar a los refugiados y a los sirios que han sido desplazados.

Hoy día, muchos gobiernos europeos están pidiendo reformas al sistema de asilo para que sea más eficiente y para que distinga entre los refugiados que huyen de la guerra y la persecución, y los migrantes que buscan oportunidades de trabajo, quienes, de acuerdo con los gobiernos europeos, están creando problemas en el sistema de asilo y deberían ser devueltos a sus países de origen.

Majzoub habló con The Associated Press en una entrevista realizada después de la conferencia de prensa. Elogió a la comunidad internacional por condenar los ataques del presidente ruso Vladímir Putin contra civiles en Ucrania, incluyendo la práctica sistemática de totura y los asesinatos en regiones ocupadas, los cuales una pesquisa respaldada por la ONU determinó este mes que constituyen crímenes de guerra y posiblemente crímenes contra la humanidad.

Pero una respuesta tan contundente como esa no se ha producido durante los 12 años de la brutal guerra de Siria. “Eso ha perpetuado la cultura de la impunidad y ha empoderado a Putin para cometer los crímenes que ha cometido en Ucrania”, señaló Majzoub.

El reporte de Amnistía Internacional señala que los gobiernos de Medio Oriente se aprovecharon de la situación en el último año y redoblaron la represión de los disidentes al tiempo que dejaron de lado sus obligaciones de responder a las crisis económicas.

El grupo condenó a las autoridades iraníes por detener a más de 20.000 personas que participaron en las protestas contra el gobierno que estallaron en septiembre del año pasado, luego de la muerte de una joven ocurrida cuando estaba bajo custodia de la policía de la moral del país.

El reporte también fustigó a Arabia Saudí por lanzar una campaña de relaciones públicas para “cambiar su imagen a fin de conseguir más inversiones extranjeras” aunque sigue reprimiendo a los activistas que promueven los derechos de las mujeres.

De igual manera, Amnistía Internacional criticó a Israel por sus continuas redadas contra palestinos en Cisjordania, luego de que los últimos meses están entre los más letales en los últimos años.

Y en Líbano, Amnistía Internacional reprendió a las autoridades por intensificar la retórica contra los refugiados sirios y la comunidad queer, en lugar de implementar reformas económicas sumamente necesarias para obtener un paquete de rescate del Fondo Monetario Internacional.