AMLO pide no estigmatizar a comunidades indígenas por venta de niñas; ‘es clasista y racista’, dice

·3  min de lectura

El presidente Andrés Manuel López Obrador lamentó la venta de niñas en comunidades de Guerrero y pidió no estigmatizar a las comunidades indígenas del país.

Comentó que estos hechos “se dan desgraciadamente, en todas las clases sociales”.

Durante su conferencia matutina, y tras una pregunta expresa, AMLO señaló que “esta idea de que en las comunidades indígenas sucedan estas cosas y que se cometen hechos de barbarie no debe prevalecer”.

El mandatario continuó diciendo que esta idea “no corresponde a la realidad” y que “es bastante clasista y racista. No es un asunto generalizado”.

Según el presidente en los pueblos indígenas de México hay una gran reserva de valores culturales, morales y espirituales.

Aseguró que sobre esto, lo que se hace es fortalecer los valores que hay, “que no sea lo material lo fundamental”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

López Obrador dijo que estas situaciones ocurren “por los valores que se van perdiendo, por la descomposición social, el predominio del dinero, de lo material, la desintegración familiar y el abandono a los hijos”.

De acuerdo con sus declaraciones, “la descomposición social y la desintegración de las familias se da más arriba que abajo”, es decir que “es menor en los pueblos indígenas que en los pueblos no indígenas”.

Explicó que es “muy lamentable” que ocurran estos hechos y “que no se puede permitir, y que no debe de haber ningún tipo de maltrato, ultraje, violaciones, en contra de las mujeres”.

Además, aclaró que cada vez que hay una denuncia, se investigan los casos.

Comercio de niñas

“No somos animales (…) Los animales son los que se venden”, sentencia esta indígena mixteca de 23 años -vendida a los 14- de la comunidad Juquila Yuvinani, en el municipio de Metlatónoc, entre los más pobres de México.

En esta comunidad sureña, enclavada entre montañas, algunas familias intentan erradicar esta práctica que persiste en 66 pueblos de Guerrero y es origen de un círculo de abusos contra las mujeres y pobreza para los varones.

Las dotes que cobran los padres de las novias, que solo aceptan esposos de esta misma región, oscilan entre 39,000 y 359,000 pesos, según habitantes de la zona consultados por AFP.

El diario Reforma reporta que en la montaña de Guerrero, pagan por niñas a partir de los 9 años, además de dinero, con ganado o cerveza, una práctica que ha sido atribuida a los “usos y costumbres” de las comunidades.

Ante esta situación, “las niñas quedan en absoluta vulnerabilidad. Su nueva familia las esclaviza con tareas domésticas y agrícolas” y a veces “los suegros abusan sexualmente de ellas”, expone Abel Barrera, antropólogo y dirigente de la ONG Tlachinollan.

Por la “creciente precariedad” de estos pueblos, añade, “la ritualidad ancestral indígena de entrega de las doncellas por dote desde su primera menstruación se ha ido perdiendo y ahora se mercantiliza a las niñas”.

De los casi 2.500 municipios mexicanos, unos 620 son indígenas y 420 de ellos se rigen por usos y costumbres tradicionales reconocidos por la Constitución.

En Metlatónoc, de 19.000 habitantes, un 94,3% carece de servicios básicos en sus viviendas, y 58,7% tiene dificultades para alimentarse, según el instituto nacional de estadística, INEGI.

Con información de AFP.

(VIDEO) "No quiero que me vendas": el drama del comercio de niñas indígenas en México

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.