AMLO perdió oportunidad de colocar temas relevantes en Cumbre: PRD

CIUDAD DE MÉXICO, enero 12 (EL UNIVERSAL).- Con motivo de las reuniones bilaterales y la celebración de la X Cumbre de Líderes de América del Norte, la Secretaria General del PRD, Adriana Díaz Contreras, consideró que el gobierno federal perdió una oportunidad para colocar en la agenda política temas relevantes para el desarrollo, defensa de los derechos humanos y seguridad para la región desde México.

De acuerdo con la líder perredista, fue evidente que para López Obrador el papel de México está basado únicamente en las relaciones comerciales y la disponibilidad de mano de obra, lo que reduce el alcance político para un desarrollo integral con Estados Unidos y Canadá.

"Al Presidente se le olvidó la seguridad sanitaria que dejó la emergencia del Covid-19, así como la importancia de la cadena de suministros y medicamentos", indicó.

Denunció que el Primer Mandatario tampoco se refirió públicamente a la necesidad de impulsar una estrategia conjunta para enfrentar los pronósticos de recesión económica y la persistente inflación.

"No supimos sobre compromisos destacables en materia de seguridad alimentaria, transición energética, minería y trabajo agrícola considerando que existen diferendos y reclamaciones por cambios en las reglas de importación del maíz amarillo, de inversión y explotación de recursos naturales y mano de obra", acusó.

Lamentó que durante la reunión bilateral con el Presidente Biden, López Obrador repitió sustancialmente el discurso pronunciado en la Cumbre de Líderes de América del Norte de 2021.

"Ni todo el cuerpo de asesores de la Presidencia y Relaciones Exteriores parece ser suficiente para prepararle discursos que reflejen las preocupaciones actuales del país", criticó.

Mientras Estados Unidos y Canadá fueron muy claros en colocar en la agenda los problemas del cambio climático, la defensa de la democracia, tráfico de drogas y transición a energías limpias; en México, se presumieron los programas sociales, los proyectos emblemáticos del gobierno y una supuesta gestión pública sin corrupción, añadió.

En materia migratoria, López Obrador ni siquiera pudo defender diplomáticamente el maltrato que reciben los migrantes en los estados fronterizos con Estados Unidos ni señalar los problemas sociales que conllevan la deportación con la medida Título 42.

Cabe recordar que López Obrador aceptó las deportaciones masivas desde la administración de Trump y militarizó la seguridad en las fronteras, lo cual no ha evitado la violencia, persecución ni el maltrato de las y los migrantes. "Además del crimen organizado, la Comisión Nacional de Derechos Humanos ha documentado distintos delitos cometidos por los mismos funcionarios encargados de su seguridad", puntualizó.

Para la Secretaria General, México tiene que ofrecer servicios básicos, oportunidades para el desarrollo y un futuro a las y los migrantes latinoamericanos y del Caribe con respeto a los derechos humanos.

Exhortó al Senado de la República para que en cumplimiento de sus atribuciones constitucionales en política exterior analice los resultados de la Cumbre de Líderes de América del Norte y promueva el sostenimiento de canales de comunicación entre los tres países con legisladores, cámaras empresariales, organizaciones sociales y ciudadanos para alcanzar acuerdos que reflejen la diversidad e intereses de todas y todos los mexicanos que mantienen lazos estrechos con Estados Unidos y Canadá, más allá de las relaciones comerciales.