AMLO llama “retrogradas y admiradores de fascistas” a quienes no quieren al Ejército en las calles

·3  min de lectura

El presidente Andrés Manuel López Obrador acusó de corruptos, hipócritas, retrógradas, practicante de torturas y admiradores de fascistas a quienes se oponen a ampliar la presencia de soldados y marinos en tareas de seguridad pública.

En conferencia de prensa, el mandatario sostuvo que los partidos de oposición y los críticos a las reformas a la Guardia Nacional son simpatizantes de medidas autoritarias.

“Solamente los retrógradas facciosos, corruptos que están enojados porque ya no tienen los privilegios que tenían antes, ya no mandan, ahora manda el pueblo, son los únicos que están obnubilados, cegados, en una actitud irracional y además eso es lo importante, hipócrita, porque ellos son admiradores de fascistas, son partidarios de la mano dura”, sostuvo.

López Obrador añadió que son partidarios y practicantes no teóricos de represiones, de torturas, de masacres, de graves violaciones a derechos humanos, “y ahora, quieren aparentar que son paladines de las libertades, de la defensa de los derechos humanos”.

Por el contrario, felicitó a los legisladores que impulsaron la iniciativa que valida la intervención de las Fuerzas Armadas en seguridad pública hasta 2029 al considerar que han actuado de manera responsable.

“Es una dicha para un legislador”, consideró.

Reiteró que se necesita más tiempo para consolidar a la Guardia Nacional para que no lleguen a cargos importantes mandos por recomendaciones políticas como en tiempos de la Policía Federal.

Ayer, en comisiones en San Lázaro, el PRI y Morena aprobaron la iniciativa priista con lo que se validó la intervención del Ejército en seguridad pública hasta 2029.

El dictamen quedó aprobado por 27 votos a favor y 11 en contra. A favor votó el bloque formado por Morena, PT, PVEM y PRI, y en contra, el integrado por PAN, PRD y MC.

De última hora, el PRI modificó su propuesta de reforma para alargar la presencia del Ejército en las calles y le sumó un año más, para que finalmente los militares permanezcan en tareas de seguridad pública no hasta 2028 sino hasta 2029.

Este miércoles la iniciativa se discutirá en el Pleno de San Lázaro.

Reconoce a la CNDH

Este miércoles, el presidente López Obrador también reconoció la postura de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) frente a la reforma que transfiere el control de la Guardia Nacional a la Sedena.

“Me da mucho gusto que la Comisión tenga una postura distinta a la de los de la ONU y estos organismos conservadores que han guardado silencio ante la corrupción que ha imperado en México y otros países ante la violación de derechos humanos”, sostuvo.

Ayer, la CNDH informó que decidió no impugnar la reciente reforma que transfiere el control de la Guardia Nacional de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

La CNDH argumenta puntos como que la reforma, ya publicada, no quita a la Guardia Nacional su carácter civil.

“En el documento aprobado no hay un solo artículo donde se pierda el estado civil de la Guardia”, sostiene el organismo autónomo, pese a que organizaciones y especialistas advierten que la corporación ahora quedará bajo tutela militar.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

La rápida reacción de un policía de Chihuahua salvó la vida de un hombre.