AMLO no es un estadista; él piensa en clientela electoral: Urzúa

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, junio 23 (EL UNIVERSAL).- El exsecretario de Hacienda, Carlos Urzúa, sostuvo un encuentro con los columnistas de EL UNIVERSAL, quienes moderados por el Director Editorial, David Aponte, conversaron sobre la dirección fiscal que ha tomado el presidente Andrés Manuel López Obrador con sus cambios en el gabinete.

En el diálogo con Valeria Moy, Maite Azuela, Héctor de Mauleón y Juan Pablo Becerra-Acosta, el exfuncionario federal consideró que el titular del Ejecutivo federal ha dado a entender que con la llegada de Rogelio Ramírez de la O a la Secretaría de Hacienda, va a haber un cambio en la política fiscal que ha manejado en sus años previos de gobierno.

Como exsecretario, y a pregunta de Valeria Moy sobre la valoración de la administración de López Obrador, toda vez que fungió como su secretario de Hacienda a nivel federal y como titular de Finanzas en el entonces Distrito Federal, Urzúa se dijo defraudado.

"Yo sí me decepcioné con el presidente López Obrador. Yo creo que los programas sociales tienen que ser focalizados. Por poner un ejemplo, no se le puede dar el mismo dinero a un adulto mayor indígena que al ingeniero Carlos Slim", explicó.

Ante el señalamiento de Maite Azuela, quien destacó que con la llegada de Arturo Herrera al Banco de México y de Ramírez de la O a Hacienda se puede esperar una reforma fiscal que ayude a México a recaudar más impuestos, el también académico dijo estar de acuerdo, pero manifestó que a su parecer lo que necesita el país es un estadista "y con todo respeto, el presidente no me lo parece" y lamentó que "piensa en clientela electoral antes que en otra cosa".

Sin embargo, en respuesta a Héctor de Mauleón, quien preguntó sobre cuáles serían los riesgos de seguir con el actual camino que ha tomado el presidente López Obrador, Carlos Urzúa matizó y se mostró esperanzado porque este dé un golpe de timón.

"Yo todavía tengo optimismo. Yo creo que si el Presidente cambia puede tener la visión de antes... y si lo quisiera podría dar un golpe de timón para recuperar el ritmo del país", aunque se podría enfrentar a un escenario en donde el dinero ya no le alcance, indicó.

En cuanto a los cambios en la Secretaría de Hacienda, el exsecretario Urzúa concordó con Juan Pablo Becerra-Acosta al decir que el Presidente premia la lealtad de sus funcionarios, pero desarrolló al decir que mientras augura un buen escenario para Arturo Herrera en el Banco de México, lo ve un poco más complicado para Rogelio Ramírez de la O en Hacienda, sobre todo en 2022, año en que espera que México recupere el PIB que tenía en 2018.

Sobre los panoramas que ve rumbo a 2024, Carlos Urzúa dijo que por el lado negativo avisora poca recaudación de impuestos, con una República federal debilitada y una situación fiscal "complicada".

Por el otro lado, el esperaría que se realizara una convención hacendaria, donde se reunieran gobiernos estatales y municipales para mejorar la recaudación, así como tratar el tema de pensiones, donde, adelantó, el Presidente tendría que anunciar el incremento en la edad del retiro.

"Pero él, con una visión de estadista, podría lograrlo", estimó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.