AMLO anuncia que EEUU autorizó compra de refinería Deer Park

·4  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Estados Unidos aprobó la adquisición de 50% de la participación en la refinería Deer Park, ubicada en Houston, por parte de Petróleos Mexicano (Pemex), anunciaron el miércoles las autoridades mexicanas.

Durante su conferencia matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador indicó que la víspera se completaron las autorizaciones de Estados Unidos para que Pemex adquiera 50% de las acciones de la neerlandés Shell en Deer Park, con lo que pasaría a controlar la totalidad de la participación accionaria de la refinería que tiene una capacidad de producción de 340.000 barriles por día.

Con esta operación el gobierno mexicano busca ampliar la capacidad de refinación de la nación latinoamericana en momentos en los que la mayoría de países están apuntando a reducir su dependencia de los combustibles fósiles.

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, dijo que el Comité de Inversión Extranjera en Estados Unidos (CFIUS, por sus siglas en inglés) autorizó a Pemex para adquirir la participación en la refinería.

El CFIUS, que se encuentra integrado por varias agencias y controla las inversiones extranjeras que pudieran afectar la seguridad de Estados Unidos, determinó que “no existen preocupaciones de seguridad” en el caso de la operación de Pemex, señala una misiva del 21 de diciembre del Departamento del Tesoro que difundieron autoridades mexicanas.

El director de Pemex, Octavio Romero, explicó que como parte de la operación se pagarán 596 millones de dólares, equivalentes al 50% de la deuda de la refinería que constituye la participación de Shell, y otros 596 millones de dólares para liquidar la parte de la deuda que corresponde a la petrolera mexicana.

Romero dijo que con estos pagos, que saldrán del Fondo Nacional de Infraestructura de la Secretaría de Hacienda, se cancelarán la totalidad de las acreencias de Deer Park que alcanzan a 1.200 millones de dólares. “La refinería se agrega a los activos del país libre de deudas, totalmente limpia”, agregó.

El directivo recordó que desde el 1992 Pemex tenía la participación en Deer Park pero el manejo de la planta y la toma de las decisiones estaban en manos de Shell, que tenía un porcentaje accionario mayor, y agregó que ahora que la petrolera mexicana es dueña de la refinería todos los combustibles, gasolinas, el diésel, y la turbosina que se produzcan serán manejados exclusivamente por México.

Shell no ha ofrecido de momento comentarios sobre la autorización de las autoridades estadounidenses.

Al defender la operación López Obrador afirmó que con Deer Park el sistema refinador mexicano, que conforman seis refinerías, podrá incrementar su capacidad de refinación, y aseguró que para el 2023 “vamos a estar en condiciones de procesar toda nuestra materia prima”.

El mandatario precisó que con la planta de Houston, la refinería de Dos Bocas que se está levantando en el estado sureño de Tabasco, y la planta coquizadora del estado central de Hidalgo, cuya construcción también será reactivada por el gobierno, se aumentará la capacidad de refinación de México en 700.000 barriles diarios.

La decisión del CFIUS se da luego de que dos propietarios de una lavandería de Nueva York presentaron una demanda en un tribunal de Houston para detener la adquisición de la refinería por parte de Pemex alegando que podría reducir la competencia y la producción interna, y aumentar los precios de la gasolina en Estados Unidos. Las autoridades de ambos países no han ofrecido comentarios al respecto.

El abogado de los empresarios, Mark Lavery, dijo a The Associated Press que la decisión del CFIUS “no es relevante para este caso”, e indicó que el objetivo de la acción es "únicamente proteger a los pequeños negocios y a los consumidores de comportamiento anti-competitivo en el mercado estadounidense de la gasolina”.

Lavery señaló que, por lo tanto, no se retirará la demanda, y agregó que para sus clientes el caso es muy importante ya que las ganancias y el negocio de la lavandería están directamente conectados al índice del precio de la gasolina.

El control de la refinería Deer Park le permitirá a Pemex refinar el crudo mexicano más pesado sin producir combustóleo como derivado. Las refinerías mexicanas actuales difícilmente pueden lograr eso, por lo que las reservas de combustóleo — un combustible altamente contaminante con un mercado de exportación reducido — se han acumulado en el país, y el gobierno lo consume cada vez con mayor frecuencia en las plantas eléctricas del Estado.

La decisión de Shell parece formar parte de una estrategia internacional a gran escala para consolidar sus refinerías e iniciar una transición hacia los recursos energéticos renovables.

El objetivo es que las refinerías estén más integradas con los complejos químicos y produzcan más biocombustibles, hidrógeno y combustibles sintéticos.

_______

La periodista de la AP, Claudia Torrens, reportó desde Nueva York.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.