Una amistad de 20 años y el sueño de la película: la historia de la “Brigada B” de Los Simuladores

·8  min de lectura
La brigada B (2003), el grupo paralelo que conquistó a los fanáticos de Los Simuladores
La brigada B (2003), el grupo paralelo que conquistó a los fanáticos de Los Simuladores

“Llegado el momento tuvieron que aprender a delegar, por eso conformaron este grupo paralelo: la Brigada B”, la frase sirvió como apertura para la segunda temporada de Los Simuladores, para muchos la mejor serie producida en la Argentina en toda su historia. El latiguillo sirvió, también, para presentar a uno de los puntos más divertidos que tuvo el programa.

Es que luego del éxito de su primera temporada, a Damián Szifrón, el cráneo detrás de Los Simuladores, se le ocurrió ir por más, y para la segunda temporada eligió alguno de los personajes secundarios de la primera, y los convirtió en un grupo paralelo, encargado de solucionar los asuntos que no requerían la importancia de Santos, Lamponne, Ravenna y Medina.

Los Simuladores: los 10 mejores capítulos, según IMDb

Fuera de la pantalla, la historia de “La Brigada B” se vuelve incluso más interesante, y trata sobre un grupo de amigos que se conocían desde la adolescencia y que su pasión por la actuación los llevó a protagonizar obras “en los sótanos y hasta en las escuelas”.

“Los ocho éramos amigos desde hace muchos años, por lo que ya nos conocíamos de antes de arrancar. Cada día de grabación era una aventura, era muy divertido”, cuenta a LA NACIÓN, Pasta Dioguardi (“Investigación”), quién encarnó en la serie el personaje de Martín Vanegas, quien fue salvado por Los Simuladores de Laguzzi, un usurero que amenazaba con matar a sus hijos.

Pasta Dioguardi personificó a Martín Venegas en la serie y hoy reside en 25 de Mayo, un pueblo de la provincia de Buenos Aires
Pasta Dioguardi personificó a Martín Venegas en la serie y hoy reside en 25 de Mayo, un pueblo de la provincia de Buenos Aires


Pasta Dioguardi personificó a Martín Venegas en la serie y hoy reside en 25 de Mayo, un pueblo de la provincia de Buenos Aires

“Recuerdos tengo para escribir tres tomos y me quedo corto, porque lo particular fue hacer un proyecto con amigos”, agrega Fernando Sureda (“Técnica y movilidad”), quien hizo su debut en la serie en el cuarto capítulo de la primera temporada, con el personaje de Bonelli, quien es salvado por el grupo haciéndolo ganar una competencia de pesca.

La historia de Jorge D’Elía (“Caracterización”) tiene puntos similares con sus compañeros de la Brigada B, pero también hay que recordar que su unión a la mesa chica de Los Simuladores se dio por ser el padre de Federico, protagonista y productor de la serie. “Ellos tenían una especie de ley de no llamar a familiares, y en determinado momento me llaman a mí, y yo lo llamo a mi hijo para preguntarle qué pasaba que me llamaban; él me dijo que se había opuesto, pero que todos querían que yo haga un personaje (José Feller) en el tercer capítulo de la serie”, explicó Jorge.

Jorge D’Elía continuó trabajando en la actuación y formó parte de ambiciosos proyectos tanto teatrales como televisivos e incluso en la pantalla grande
Jorge D’Elía continuó trabajando en la actuación y formó parte de ambiciosos proyectos tanto teatrales como televisivos e incluso en la pantalla grande


Jorge D’Elía continuó trabajando en la actuación y formó parte de ambiciosos proyectos tanto teatrales como televisivos e incluso en la pantalla grande

“Fui y lo hice. Todos ellos eran parte de mi familia prácticamente, al nivel que Martín (Seefeld) me dice ‘papá’. Recuerdo que, cuando terminé de grabar mi parte, le dije a Damián que me iba a quedar con ellos, porque sabía que iban a necesitar extras todos los programas”, agrega el actor.

El cuarto miembro del grupo secundario de Los Simuladores estaba interpretado por Juan Carlos Ricci (“Logística y planificación”), quien murió en 2020 a los 70 años. “Estábamos muy conectados con él, nosotros tenemos un grupo en el que están todos Los Simuladores, que se llama ‘La NBA’: Notables Boludos Association. El Flaco Ricci era de la NBA”, explica Sureda (Bonelli, para los fanáticos) antes de agregar: “Era muy inquieto, una gran persona”.

Juan Carlos Ricci murió en 2020, a los 70 años.
Juan Carlos Ricci murió en 2020, a los 70 años.


Juan Carlos Ricci murió en 2020, a los 70 años.

“El Flaco era un ser extraordinario… siempre que muere alguien se dice ‘Era tan bueno’, pero él realmente era muy especial, muy querido por todos. Fue inesperado, porque era un trabajador y muy luchador, defendía a todos los compañeros, si te pasaba algo siempre te llamaba y te daba un consejo. Para Jorge fue un golpe tremendo porque con él eran hermanos, fue durísimo”, se lamenta Pasta.

“Fuego, ¿tiene?”

A pesar del éxito que terminó cosechando, en un principio Los Simuladores era un proyecto chico, que tuvo que atravesar muchos problemas en medio de una Argentina que pasaba una de sus crisis más cruentas de su historia.

“Yo empiezo en el capítulo 4 de la primera temporada. Teníamos que grabar en Uruguay; cuando estábamos yendo para Punta del Este se empieza a complicar el país, diciembre de 2001. Desde el canal querían parar, y solo se pudo hacer toda la grabación porque había cosas arregladas y porque los chicos pagaron con sus tarjetas”, cuenta Sureda.

Castigados por meterse en problemas con el FBI, Santos los mandó a devolver la vaca.
Instagram: @ge


Castigados por meterse en problemas con el FBI, Santos los mandó a devolver la vaca. (Instagram: @ge/)

“Cuando le dije a Damián que quería ir de extra me acuerdo que me dijo que iba a perder mucho dinero, porque yo tenía un caché bastante alto en televisión que ni Los Simuladores tenían, la verdad que ellos no cobraron un mango en todo ese proceso”, explica D’Elia antes de contar que su pedido fue lo que dio paso a la aparición del nuevo grupo: “Gracias a eso fue que a Szifrón, que es una cabeza brillante nivel Messi, se le ocurrió conformar la Brigada B”.

“Yo me acuerdo de que estaba haciendo una obra de teatro con Seefeld, Fiore, Pasta y Facundo Espinoza, y Alejandro me dijo que no me lo tenía que decir porque no estaba autorizado, pero que iba a ser parte de la Brigada B”, cuenta Sureda, quien tras un breve silencio -como si intentara evocar la imagen con exactitud- rememora: “‘¿Qué es la Brigada B?’, ‘Es un grupo paralelo que va a tener humor, pero que van a ser Los Simuladores B’. Obviamente en esa función no me pude concentrar, fue una bomba para mí”.

Loki: el insólito objeto que Tom Hiddleston se robó del set de filmación

“Usted va a pagar exactamente el doble, por la logística y la mano de obra”

A pesar de que todos siguieron en el mundo de la actuación, la vida de cada uno de ellos lo fue llevando a distintos rumbos. Pasta Dioguardi (Vanegas) decidió probar suerte en 25 de Mayo, provincia de Buenos Aires, de donde su mujer, y también actriz, Paula Rebagliati es oriunda.

“Veníamos todos los fines de semana. Me encantaba venir por la calidad de la gente, y cuando mi hija más grande, hace cinco años, iba a empezar primer grado dijimos: ‘Es ahora o nunca’”, relata Pasta antes de detallar: “Me cambió la vida por el tiempo, por lo económico... mis hijos van a una escuela pública, la gente del pueblo es maravillosa, no hay un caso de violencia. La calidad de vida es hermosa”.

Tanto cambió su vida que decidió meterse en el mundo de la política. “Los cuatro primeros años que estuve acá hice de todo: organicé festivales de cine, di cursos de teatro, talleres de cine, cortos; hicimos un festival de circo... y cuando el intendente de acá volvió a ganar las elecciones me dijo que quería que hiciera todo lo que había hecho, pero ahora dentro de la gestión. Nunca había hecho nada en gestión pública, pero quiero que mis hijos crezcan acá, y quiero que mi gente tenga lo mejor que yo le pueda dar”, agregó.

Jorge D’Elia actuó en grandes películas nacionales como El Aura y El Abrazo Partido que lo catapultaron internacionalmente. “Gracias a ellas me llamó Fernando Meirelles, que había sido el director de Ciudad de Dios, nominada a cuatro Oscars. La primera que hice, que la produjo él, fue Vip´s, y fue ahí donde nos hicimos muy amigos, hasta hermanos diría, con Wagner Moura, que me usaba para practicar el español, porque tenía que hacer de Pablo Escobar para la serie Narcos”, cuenta divertido Jorge.

Los simuladores: cómo siguió la vida de César Vianco después de interpretar a Franco Milazzo

La amistad con el actor brasilero se hizo tan fuerte que hasta le hizo interrumpir días de rodajes con estrellas de Hollywood. “Un día estaba filmando con Mat Damon en Canadá y me dijo que me extrañaba, así que se vino porque tenía cuatro días de descanso”, relata D’Elia.

Fernando, en cambio, volvió a su Escobar natal, y en medio de la pandemia se puso como objetivo crear un Centro Cultural para su barrio. Esto sirvió para demostrar una vez más la gran pasión que generó la serie en sus fanáticos: “Tuve mucho apoyo de todos mis amigos actores, pero se contactó conmigo un fanático de Los Simuladores que maneja un club de fans, y me preguntó de qué manera me podían ayudar, y junto a todos los seguidores se pusieron a recaudar fondos para el centro cultural… una cosa de locos”. Además, aseguró que Lúdica (el nombre del lugar) tendrá su propio lugar reservado para los fanáticos de la serie.

Tomaron caminos separados pero en la memoria de los fanáticos, la Brigada B guarda un lugar especial y el potencial regreso de Los Simuladores los pone en carpeta
Tomaron caminos separados pero en la memoria de los fanáticos, la Brigada B guarda un lugar especial y el potencial regreso de Los Simuladores los pone en carpeta


Tomaron caminos separados pero en la memoria de los fanáticos, la Brigada B guarda un lugar especial y el potencial regreso de Los Simuladores los pone en carpeta

A 20 años de su estreno, la pregunta de los fanáticos se repite una y otra vez, y a pesar de que la confirmación nunca llega, la idea de una película de Los Simuladores circula en la mente de todos los que estuvieron involucrados en la serie.

Existe la idea de la película, sería el cierre para todos. Lo que pasa que en un momento no coincidían los tiempos, en otros algunos no estaban tan convencidos. Ahora todos quieren hacerla, solo falta encontrar el momento. Igual no puede pasar mucho tiempo más porque si no vamos a hacerlo en silla de ruedas. Ojalá, aunque falte el Flaco, sería hermoso poder volver a estar todos juntos grabando Los Simuladores”, cierra Pasta con ilusión.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.