Los Amigos Invisibles sobreviven a la pandemia y vuelven con gozadera

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 27 (EL UNIVERSAL).- ¿Será que es hora de montar la panadería "La gozadera"?, se preguntó Silverio Lozada, vocalista de Los Amigos Invisibles durante la pandemia, ya que la época fue particularmente difícil para la Banda venezolana que tuvo que detener decenas de shows presenciales sin previo aviso.

Para Silverio, Julio Briceño y José Rafael Torres "Carrie" romper de tajo la interacción con su público fue una noticia que les dejó incertidumbre y un bajón emocional que sólo pudieron remediar escarbando en su propia esencia.

"Esta pandemia nos hizo más individualistas por tratar de lidiar con el problema lo mejor posible. En un momento en el que el mundo tenía más conexión que nunca nosotros estábamos lo menos conectados posibles, como que nadie se llamaba, y sí me pareció muy extraño que todo era un Instagram live y todo mundo tocando con la guitarra super triste frente a la cámara, yo sí le dije a la banda 'si de ahora en adelante esa es la nueva normalidad', estar con una guitarra ahí en un live, yo no le entró", contó Julio Briceño, vocalista, en conferencia de prensa.

Durante este periodo hicieron cinco conciertos de streaming para no alejarse de su público y aunque querían crear nueva música, al principio les costó trabajo, aseguran. Fue su celebración de 30 años lo que los impulsó a seguir con "la gozadera" que los caracteriza y darle vida a un nuevo disco, que presentan con su nuevo tema "EH EH OH OH".

"Nos dio chance de terminar una cantidad de proyectos que teníamos en camino, pulirlo y 'EH EH OH OH' es resultado de esas sesiones de creatividad que han venido pasando y que por lo regular se hacen un poco difíciles de terminar porque la agenda es grande", dijo Rafael Torres.

Con este sencillo quieren volver a transmitir al mundo un mensaje de positivismo y color ante la adversidad, además de que se acompaña de un video en el que participan los dos pequeños hijos de Julio: Matías y Giuliana Briceño, quienes además hicieron los coros de la canción.

Aunado a este proyecto también volverán a los escenarios el próximo 10 y 11 de junio en Monterrey y la Ciudad de México, respectivamente hecho que los tiene entusiasmados, pero que toman con mucha responsabilidad.

"Lo único que espero como persona es que la curva no suba sobre todo para el bien de todo el negocio", señaló Briceño.

"El mensaje de Los Amigos es que cuando esto pase ahí estaremos tratando de ser mejores amigos que antes y que la gente pueda volver a disfrutar de los conciertos que extrañan", expresó el cantante. "Era un buen momento de como artista dar un paso atrás esperar como todos y tratar de ayudar al mundo en lo posible y nuestra ayuda era 'cállate y sigue trabajando en cosas productivas'".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.