Amigos de los hijos de Claudia Repetto atraparon a Ricardo Rodríguez, su supuesto captor y femicida

Darío Palavecino

MAR DEL PLATA. Ricardo Rodríguez, acusado por la desaparición y supuesto femicidio de Claudia Repetto, su expareja, fue capturado esta noche cuando caminaba por la calle Vértiz y Rondeau, en inmediaciones del puerto,

Lo encontró un amigo de los hijos de Repetto, que se lanzó sobre él y junto a un vecino del lugar lo retuvo hasta que llegó la policía para efectivizar la captura.

Rodríguez estaba desaparecido desde el pasado lunes 2, horas después de la última vez que se vio con vida a Repetto, que vivía en un departamento en el fondo de la misma propiedad que habitaba su presunto captor.

"Ahora queremos que nos diga donde está mi Claudia", dijo a LA NACION Jorge Repetto, hermano de la mujer de 53 años, a quien se la vio entrar por última vez a su casa el domingo primero, a las 19.

La causa había comenzado horas después con un pedido de averiguación de paradero, primero por Repetto y luego también por Rodríguez, ya que se le había perdido el rastro.

El malestar de la familia de la víctima, disconforme con la investigación, llevó al fiscal Fernando Castro a cambiar la carátula de la causa cuando habían transcurrido dos semanas de búsqueda y ningún resultado positivo. Entonces imputó a Rodríguez por femicidio y subsidiariamente el delito de privación ilegítima de la libertad.

Durante el último fin de semana se habían logrado registros de cámaras de seguridad en los que por primera vez se pudo ver a Rodríguez caminando por calles de Punta Mogotes y Colinas de Peralta Ramos. "Nosotros siempre dijimos que estaba por ahí, en la zona Sur", insistió Jorge Repetto a LA NACION.

Rodríguez todavía estaba en el lugar de su detención. Desde allí será trasladado para su reconocimiento médico y ya quedará a disposición de Castro, que deberá citarlo para tomarle declaración indagatoria.

Los hijos de Repetto habían dispuesto una patrulla paralela de búsqueda ya que advertían que el fiscal y la policía no encontraban rumbo a la pesquisa. Durante la cuarentena mermaron con los recorridos pero esta noche lograron su objetivo, en este caso a partir de amigos que habían colaborado desde el principio en los rastrillajes.