AMIA: antes del veredicto, Carlos Telledín dijo que intentó suicidarse

Hernán Cappiello
·3  min de lectura

Carlos Telleldín, acusado de ser partícipe del atentado a la AMIA, reveló en sus últimas palabras antes de escuchar la sentencia en el juicio oral por el ataque terrorista que intentó suicidarse hace 20 años por estas acusaciones y afirmó que está y estará siempre a disposición de la Justicia.

El presidente del Tribunal Oral Federal N° 3 Andres Basso invitó a sus colegas Fernando Canero y Javier Ríos a dar lectura, a las 13 de hoy, del veredicto en el juicio donde puede por primera vez disponerse una condena por este ataque ocurrido hace 27 años. Los familiares de las víctimas del atentado piden la prisión perpetua.

"Pasaron 27 años y siguen con la misma historia mentirosa. Dejo todo en sus manos. Estoy y estaré siempre a disposición de la Justicia", declaró Telleldín al cierra de la audiencia realizada por zoom.

Telledín contó que estuvo preso 10 años y 2 meses y que en 2001 intentó quitarse la vida en la cárcel. "En 2001 me quise suicidar tomando 100 pastillas, me tuvieron que hacer un lavaje de estómago", le dijo a los jueces.

E insistió en su inocencia: "Vendí más de 1000 autos y ninguno a delincuentes, ni a personas con antecedentes. El fiscal Alberto Nisman en vida armó un legajo para buscar la Trafic que voló la AMIA. No era la mía, era una tercera. No pasó por mis manos esa camioneta. Seguimos diciendo a 27 años que Telleldín sabe o cree. No es posible".

Telledín declaró que la Trafic que tenía en sus manos la vendió a una persona que vino por un aviso y la pagó en forma normal. "Me sacaron de la conexión local y ahora dicen que me tenái que representar que el tipo iba a cometer el atentado. Esto es una locura total", se quejó.

La fiscalía pidió que Telleldín, exmecánico y ahora abogado, sea condenado a prisión perpetua como partícipe necesario del atentado. El fiscal federal Roberto Salum y sus colegas Santiago Eyherabide y Santiago Roldán señalaron al exreducidor de autos debe ser condenado como partícipe por los homicidios, con dolo eventual, ocurridos con la voladura del edificio de Pasteur 633.

En tanto, la AMIA y la DAIA pidieron que Telleldín sea condenado a 20 años de prisión y solicitó su inmediata detención en caso de una condena.

Miguel Bronfman, abogado de las entidades comunitarias, dejó de lado la acusación contra Telleldín como partícipe necesario del atentado terrorista por la de partícipe necesario en estrago doloso seguido de muerte, lesiones gravísimas, graves y leves calificadas, y daños.

Este cambio obedece a que para que fuera considerado partícipe del atentado en el juicio se debería haber probado que Telleldín aportó la camioneta Trafic usada como coche bomba a sabiendas de que iba ser utilizada para volar la AMIA. En cambio, los acusadores prefirieron la figura del estrago con dolo eventual, pues para condenar a Telleldín por esta figura basta probar que entregó la Traffic y que en ese momento se debió haber representado que iba a ser utilizada en un delito de magnitud. Bronfman denunció que el cambio de calificación jurídica "obedece únicamente a la ineptitud del Estado argentino para investigar correctamente el atentado y esclarecerlo en forma total".