American Airlines sacó a una familia de un vuelo porque su hija de 13 años tiene necesidades especiales

·2  min de lectura

American Airlines impidió que una familia abordara un vuelo después de que le informaron al personal sobre las necesidades especiales de su hija de 13 años.

La familia se dirigía de Orlando (Florida) a Richmond (Virginia) a través de Charlotte (Carolina del Norte) el 6 de junio, pero perdieron su vuelo de escala después de un retraso de dos horas en su viaje inicial, según Insider.

Se les proporcionaron asientos nuevos que no estaban ubicados juntos, lo que llevó a los padres a decirle al personal de la aerolínea que tenían que sentarse junto a su hija porque tiene necesidades especiales y podría sufrir una convulsión.

Agregaron que no querían sentarse cerca de la parte trasera del avión porque había más ruido y movimientos del avión, lo que, según dijeron, podría provocar una convulsión. La familia había pagado los asientos en la parte delantera del avión.

Después de que un agente de la puerta hablara con el capitán del avión, se le dijo a la familia que no se les permitiría subir a bordo.

La conversación con el personal se volvió airada, y el padre, que optó por permanecer en el anonimato, le dijo a Insider que le gritó a un gerente que “no dejaba de interrumpir a todos”. Luego se le pidió a la familia que abandonara las instalaciones.

“Nos trataron como si fuéramos terroristas y no creyeron que mi hija tuviera necesidades especiales”, dijo el padre al medio.

Agregó que su hija había sufrido dos fracturas en el cráneo, que tenía dos lesiones cerebrales, costillas rotas y quemaduras antes de ser adoptada por el padre y su esposa.

“Mi hija ha recibido sus sacramentos en varias ocasiones, ya que sus convulsiones pueden ser fatales”, dijo.

Luego, la familia tuvo que pagar nuevos vuelos a Richmond. El costo adicional, incluidas las habitaciones de hotel y los viajes en Uber, ascendió alrededor de US$1.000. Según Insider, no han sido compensados por la aerolínea.

The Independent se comunicó con American Airlines en busca de comentarios.