Amenazas de Putin podrían tener graves consecuencias en Venezuela, dice diplomático

·2  min de lectura
PEDRO PORTAL/pportal@miamiherald.com

Estados Unidos debería tomar muy en serio las amenazas del presidente ruso Vladimir Putin de incrementar su presencia militar en Rusia y Venezuela, dijo el ex embajador venezolano ante Naciones Unidas, Diego Arria, quien advirtió que los próximos pasos en el choque diplomático entre ambas potencias podría tener grandes repercusiones en el país petrolero y en toda la región.

Arria, quien también fue ministro, gobernador y candidato presidencial en Venezuela, resaltó que Rusia se encuentra en un proceso de convertir a América Latina en parte de su patio trasero, ampliando su influencia en la región a través de Cuba y Venezuela, donde ya tiene una fuerte presencia.

“Putin quiere extender su patio trasero a América Latina, en este caso a Cuba y Venezuela, y que lo logre hacer ante la indiferencia de los últimos cuatro presidentes estadounidenses”, dijo Arria.

Agregó que esa indiferencia se vio marcada en un momento dado por las declaraciones ante la OEA del entonces ex Secretario de Estado, John Kerry, al declarar que la Doctrina Monroe había llegado a su fin.

Esa indiferencia estadounidense de los últimos años ha transmitido la señal a países como Rusia, China, Irán y Turquía de que tienen carta blanca para intervenir en América Latina y eso tendría un gran efecto desestabilizador en la región, dijo.

En el caso venezolano, la Doctrina Monroe fue vital para proteger a la nación sudamericana de las pretensiones que Inglaterra y Alemania tenían hace más de un siglo sobre su territorio, y esa visión fue vital para obligar a Rusia en 1962 a que quitara misiles nucleares de Cuba, dijo el diplomático.

“Hoy en día en Venezuela no se sabe cuántos oficiales rusos tenemos, ni cuantos asesores que van más allá de los necesarios para manejar el armamento sofisticado que le enviaron a Venezuela y que hoy realizan labores de inteligencia y de guerra cibernética”, dijo Arria.

“Muchos de los oficiales venezolanos ya están siendo formados y educados en institutos militares y de inteligencia de Rusia”, agregó.

Los comentarios de Arria se producen poco después que Rusia advirtiera que no puede descartarse un despliegue militar ruso en Cuba y Venezuela si aumentan las tensiones con Estados Unidos.

El viceministro ruso de Relaciones Exteriores, Sergei Ryabkov, que lideró la delegación rusa en las negociaciones del lunes en Ginebra, dijo el jueves en declaraciones televisadas que no podía confirmar ni excluir la posibilidad de que Rusia establezca una infraestructura militar en Cuba y Venezuela.

Las conversaciones en Ginebra y la reunión del miércoles entre Rusia y la OTAN no lograron reducir las discrepancias sobre las exigencias rusas de seguridad, mientras Rusia mantiene tropas movilizadas cerca de Ucrania.

En una entrevista con la televisora rusa RTVI, Ryabkov informó que “todo depende de las acciones de nuestros homólogos estadounidenses”, y agregó que el presidente Putin ha advertido que Rusia podría tomar medidas técnico-militares si Estados Unidos actúa para provocar a Rusia y subir la presión militar.

Este artículo fue complementado con los servicios cablegráficos de el Nuevo Herald

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.