Amenazan de muerte a descubridora de Caral, la ciudad más antigua de América

Lima, 29 oct (EFE).- La reputada arqueóloga peruana Ruth Shady, descubridora de Caral, la ciudad más antigua de América con 5.000 años de historia, ha sido amenazada de muerte junto a otros funcionarios por presuntos traficantes de tierras que han invadido el área de varios edificios de esta arcaica civilización.

Las amenazas han llegado a varios integrantes de la Zona Arqueológica Caral por llamadas y mensajes de teléfono después de que denunciaran a la Policía y a la Fiscalía la invasión y el daño irreparable en varios sitios arqueológicos durante el confinamiento por la covid-19.

Además de Shady, los mensajes intimidatorios también van dirigidos a los abogados Kaleb Navarro y Ricarte Morocho, encargados de tramitar y solicitar las órdenes de desalojo en estos espacios, algunos de ellos, como la ciudad sagrada de Caral, declarados patrimonio mundial de la humanidad en 2009.

"Les vamos a dar vuelta. Sabemos sus movimientos, donde viven, que hacen y junto a esa vieja de mierda van a terminar cinco metros bajo tierra. Ahora van a aprender a no meterse nunca más con nosotros, están advertidos", dice uno de los mensajes anónimos replicados por la Zona Arqueológica Caral en un comunicado.

RECLAMAN AYUDA

Por ello, los receptores de las amenazas solicitan a las autoridades realizar las investigaciones pertinentes y determinar la identidad de los responsables que están causando angustia entre los miembros encargados de investigar una de las civilizaciones más antiguas del mundo.

En julio el equipo a cargo de los diferentes asentamientos de la civilización Caral logró detener junto al Ministerio de Cultura la destrucción de un sitio arqueológico cercano por parte de un grupo de agricultores que derribaron una serie de muros con maquinaria pesada.

Producto de la remoción del terreno, se encontró en la superficie una gran cantidad de cerámica destruida, tumbas con momias, telas y una gran cantidad de restos de viviendas prehispánicas.

ANTIGUA COMO LAS PIRÁMIDES DE EGIPTO

Surgida a partir del año 3.000 antes de Cristo en el valle del río Supe, unos 150 kilómetros al norte de Lima, la cultura de Caral es contemporánea a las civilizaciones de Mesopotamia, Egipto, China e India.

A lo largo de 40 kilómetros de ese valle se han identificado hasta una veintena de edificios o complejos arquitectónicos correspondientes a diferentes asentamientos de esta civilización, característicos por sus pirámides escalonadas frente a grandes plazas circulares hundidas.

Precisamente estas amenazas a sus investigadores llegaron durante la semana donde este equipo celebrada los 26 años del descubrimiento de Caral como la primera civilización conocida hasta ahora en el territorio americano.

PREOCUPACIÓN ENTRE INVESTIGADORES

El Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica (Concytec) expresó este jueves en un comunicado su profunda preocupación y su rechazo a la violación de este lugar de estudio científico y cultural del pasado histórico del Perú.

El principal organismo de investigación pública de Perú hizo un llamamiento a las autoridades correspondientes para que defiendan y permitan preservar el patrimonio arqueológico puesto en valor por los investigadores científicos del proyecto Zona Arqueológica de Caral.

"Tales amenazas merecen nuestro enérgico rechazo y nuestro compromiso de contribuir a darles nuestro respaldo para el más seguro desempeño de sus trabajos de exploración", concluyó el Concytec.

(c) Agencia EFE