La amenaza de la variante delta: advierten que podría haber una tercera ola a finales de mes o comienzos del próximo

·11  min de lectura
Los especialistas recomiendan seguir extremando los cuidados personales para prevenir el Covid-19
Hernán Zenteno

Con la detección de la variante delta, que es potencialmente más contagiosa que el virus original, identificado en Wuhan, y está presente en 96 países, en la Argentina suenan las alarmas cuando menos del 10% de la población recibió las dos dosis de la vacuna contra el nuevo coronavirus. Los expertos creen que la mutación del SARS-Cov-2 hallada en la India será la predominante a nivel local en el corto plazo, que estiman sería a finales de este mes o principios del próximo. Así lo sostiene Gabriel Battistella, subsecretario de Atención Primaria, Ambulatoria y Comunitaria porteño, que advierte que en ese período habrá una tercera ola de contagios vinculados a la delta que empezará por el área metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y luego se trasladará hacia el interior del país.

La Argentina ante la variante delta: ¿Cuándo apretar el botón de alarma?

“El control a los que ingresan al país por vía aérea es muy importante, pero la Argentina tiene cientos de kilómetros de frontera terrestre por los que puede ingresar el virus. No creo que falten muchas semanas para que haya circulación comunitaria. Suponemos que a fines de julio o principios de agosto tendremos una tercera ola. Los contagios se van a volver a disparar, pero esperamos menos estrés en el sistema de salud por el avance de la vacunación. A partir de esta nueva amenaza, en la Ciudad disminuimos el espacio de interdosis. Avanzaremos con las segundas dosis en el mismo orden. Es decir, primero los mayores de 60 años”, señala el funcionario.

Eduardo López, infectólogo y asesor presidencial durante la pandemia, también advierte que, en más o menos tiempo, la variante delta tendrá circulación comunitaria en el país. “Es muy contagiosa y tiene la capacidad, según estudios preliminares, de evadir el sistema inmune. Esto quiere decir que tenés que tener más cantidad de anticuerpos, por eso con una sola dosis no es suficiente para enfrentarla. Incluso se evalúa una tercera dosis. Cuánto va a demorar en circular va a depender de las restricciones y el avance de la vacunación”, argumenta. Ante la pregunta si cree que puede haber circulación comunitaria de esta variante a finales de julio, el especialista responde: “Todo depende del nivel de vacunados con dos dosis. Si llega al 50% de la población, es posible que el impacto sea menor. Por ejemplo, en un país como Estados Unidos, donde ya circula la variante, y entre el 46% y el 50% de personas completó el esquema de inoculación, no aumenta el número de casos. Cuanto más personas estén vacunados con dos dosis, sobre todo con Pfizer, Moderna, Sputnik y AstraZeneca, el riesgo es menor. Sin embargo, ya entramos en Julio con poca gente con dos dosis, especialmente el grupo etario más vulnerable que son los mayores de 60 años”.

Ayer, el ministerio de Salud de la Nación, confirmó dos nuevos casos de la variante india en viajeros que llegaron del exterior. Uno arribó desde Estados Unidos y el otro, desde Venezuela. En el caso del pasajero procedente de Miami, se había aplicado la vacuna de Janssen el 5 de junio pasado e ingresó a la Argentina con un PCR negativo. El test de antígenos en Ezeiza también descartó la infección. Una semana después a su llegada se hizo otra prueba que dio positivo. Por eso, las autoridades destacan la importancia de no incumplir con el aislamiento. Con esas dos personas, ya son cinco los casos de la delta detectados en la Argentina.

“Esta variante va a circular en nuestro país, de eso no hay dudas, será en un mes, un mes y medio, no es posible saberlo con certeza. Para nosotros, poder retrasar el ingreso de la variante durante dos meses sería fundamental para completar el esquema de vacunación de las personas que hoy tienen una dosis”, señala Jorge Geffner, titular de la cátedra de Inmunología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires (UBA) e investigador del Conicet.

Qué dicen los padres de chicos con patologías de riesgo sobre el DNU para destrabar la llegada de vacunas de Pfizer

Circulación

Por el momento, aún no hay circulación comunitaria de esa variante en el país. Al menos esa es la información que surge del informe de vigilancia genómica del coronavirus realizado por el Ministerio de Salud de la Nación, y difundido el 23 pasado, que analizó 1077 muestras en personas sin antecedentes de viaje hacia otro país. Del estudio se desprende que en la Argentina predomina la circulación de la variante gamma, originalmente identificada en Manaos, detectada en el 41% de los casos. Seguida por la lambda (andina), en el 14% de los análisis realizados y, por último la alfa (británica) con el 11%. Según el reporte, del análisis de las últimas semanas epidemiológicas se desprende que en todo el país más del 90% corresponden a variantes consideradas de “preocupación” por su transmisibilidad.

En cuanto a las muestras de los viajeros internacionales tomadas desde enero hasta el 14 pasado, se realizó la secuenciación genómica de 248. En 89 casos se halló la gamma en aquellos que ingresaron a Ezeiza desde México, Brasil, Bolivia, Chile, Colombia y Paraguay. En otros 55 que provenían de Estados Unidos, México, España, Bangladesh, Panamá y Paraguay se detectó la alfa.

Geffner destaca que el control de las personas que llegan desde el extranjero es central para lograr el objetivo de retrasar la circulación comunitaria de la delta: “Controlar hay que controlar, otra discusión es si es correcta, o no, la decisión que tomó el Gobierno. Por ejemplo, yo tengo un familiar que vive en Inglaterra y a todos los que arriban al país desde una zona roja de contagios los mandan diez días a hoteles y se lo abonan ellos mismos. Hay un guardia que los controla y solo pueden salir al patio del hotel 15 minutos por día, ese es el nivel de control. Inglaterra una vez que detectó casos demoró un mes y medio en tener circulación comunitaria, pero en el Reino Unido no tienen barrios con el nivel de hacinamiento que hay en la Argentina”.

Ante la consulta por el gran número de contagios por día que se mantienen en una meseta alta –en la última semana oscilaron entre los 27.000 y 18.000 cada 24 horas–, acompañados por un número de muertos diarios que rondó los 450, Geffner no cree que se deban a la variante delta, y destacó que los estudios realizados por el Proyecto Argentino Interinstitucional de Genómica de SARS-Cov-2 (PAIS) también concluyeron que aún no hay circulación comunitaria.

“Las muertes que vemos hoy son por infecciones de hace tres o cuatro semanas y no los relaciono con la delta. Tampoco sabemos a ciencia cierta que esa variante sea más agresiva, algunos dicen que si, pero otros señalan que el aumento en las muertes solo se debe a que es más contagiosa. En Inglaterra no está creciendo la mortalidad, pero también es cierto que se están contagiando los jóvenes y el resto de la población, en el 60% de los casos, está vacunada con las dos dosis. Acá habrá que hacer un seguimiento estricto de la delta. Nosotros estamos testeando unos kits importados que recibimos hace pocos días que sirven para diferenciar qué variante contrajiste. Eso va a ayudar a hacer la vigilancia genómica, pero todavía están en etapa de prueba”, explica Geffner.

Identificación

Hacer la secuenciación genómica del virus es el único modo de identificar el linaje de cada variante. A nivel local, esta vigilancia está a cargo del equipo de Elsa Baumeister, que dirige la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud (Anlis) Dr. Carlos Malbrán. Ella describe que en la Argentina hacen una “secuenciación inteligente” para estudiar de la manera más eficiente el linaje de las variantes con los recursos disponibles. En total han hecho la secuenciación del genoma completo en 1956 casos, mientras que en Chile se han estudiado 3996 muestras y en Estados Unidos, 602.471, según las cifras que el organismo aportó a este medio.

“Con los recursos que tenemos hay que definir de manera inteligente qué es lo que vamos a estudiar para que sea más eficiente la manera de detectar cuál es el linaje de las variantes. Acá en el laboratorio recibimos las muestras de los viajeros que dan positivo en el ingreso aéreo, es decir, los que llegan a Ezeiza, Aeroparque y San Fernando. Las muestras de viajeros que, al ingreso, no resultaron positivo, pero luego desarrollan la enfermedad en su destino final también las envían acá”, detalla la especialista.

Otro grupo de muestras que estudian son las de casos graves y atípicos, como jóvenes que deben ser atendidos en terapia intensiva o incluso fallecen por el virus. También toman muestras de ciudades o pueblos donde, de pronto, hay un crecimiento exponencial de los contagios.

“Recibimos de manera regular muestras que recogen las provincias todas las semanas de casos positivos que se detectaron en la comunidad. También estudiamos casos de individuos que se reinfectaron y los de vacunados que se contagian, sobre estos últimos ponemos énfasis en los vacunados que presentan cuadros de moderados a graves. Luego está el proyecto PAIS que es un protocolo de investigación que estudia la evolución viral con científicos de todo el país, pero la vigilancia nacional está a cargo del Malbrán”, agrega Baumeister.

LA NACION intentó comunicarse en repetidas oportunidades con Mariana Viegas, coordinadora del consorcio PAIS, pero no hubo respuesta.

Predominancia

Nicolás Kreplak, viceministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, describe que en los países donde había una gran circulación de la variante Manaos e ingresó la Delta, esta última pasó a ser la predominante. Para llevar adelante la vigilancia genómica, además del Anlis-Malbrán, también se apoyan en el proyecto PAIS. Destaca que los controles a los que lleguen desde el exterior deben ser estrictos.

“Por ahora no hay circulación comunitaria de la variante delta y no tengo herramientas para especular sobre cuándo la habrá, tampoco los estudios sobre la eficacia de las vacunas para evitar la contagios es demasiado contundente como para saber que es una verdad. En la Provincia hacemos un seguimiento riguroso y estamos atentos a lugares en donde se disparan los contagios, como también ponemos el foco en los municipios donde se concentran la mayor cantidad de personas que llegan desde el exterior. Todos los que lleguen al país y residan en la Provincia deberán aislarse cuatro días en un hotel. Hay ocho para elegir y el pasajero deberá pagar el costo. Los otros tres días para completar el aislamiento los podrá pasar en su domicilio. Habrá multas de hasta 4.000.000 de pesos para los que incumplan con ese aislamiento”, indica el funcionario.

En cuanto a la estrategia para analizar las muestras de la ciudad, Battistella señala que, además de enviarlas al Instituto Anlis-Malbrán, cuentan con otro laboratorio en el Hospital de Niños, Dr. Ricardo Gutiérrez. “En el Muñiz también tenemos la capacidad de hacer en el caso de que sea necesario”, agrega.

Respuestas

Otro de los problemas que surgen con las nuevas variantes, es que las vacunas que fueron desarrolladas para neutralizar a la variante original, tienen respuestas disímiles frente a las mutaciones del virus.

Según un informe publicado por The Lancet a principios del mes pasado, en las personas vacunadas con ambos componentes de Pfizer/BioNTech, el nivel de anticuerpos es casi seis veces menos elevado en presencia de la delta que con la cepa original. Coincide con estos resultados otro estudio realizado por el Instituto Pasteur en Francia, que concluyó que los anticuerpos tras recibir la vacuna de Pfizer son seis veces menos eficaces con la delta que con la alfa.

Los niveles de anticuerpos registrados en laboratorio son un indicador esencial, pero no es suficiente para determinar la eficacia de una vacuna. No se toma en cuenta la otra faceta de la respuesta inmunitaria, la inmunidad celular. En ese sentido, los resultados generales son más bien tranquilizadores, pero para personas que fueron vacunadas con las dos dosis.

Pero, con una sola dosis de Pfizer/BioNTech, la respuesta de anticuerpos cae al 32% para la variante delta y al 25% para la beta, según concluyó la investigación publicada en The Lancet. Una dosis de AstraZeneca es “poco o nada eficaz” para prevenir un cuadro sintomático observó el Instituto Pasteur.

Daniela Hozbor, directora de grupo en el Laboratorio VacSal de la Universidad Nacional de La Plata e investigadora principal del Conicet, argumenta que si bien hay estudios que demostraron que prolongar el tiempo de interdosis mejora la respuesta inmunitaria, la delta hace que esta estrategia de vacunación pierda vigencia.

Con una dosis de AstraZeneca o de Pfizer, lo que vieron, y preocupa, es que la eficacia de una dosis es del 33%. La estrategia de tener a mas población inmunizada con una dosis da buenos resultados, pero teniendo en cuenta a las nuevas variantes se está revisando el espaciamiento entre dosis. La delta es hasta un 60% más contagiosa. Las vacunas se hicieron a partir de la cepa original, por eso variará la eficacia de cada una frente a una nueva variante. Por suerte, con el esquema de vacunación completo las vacunas cumplen totalmente con los requisitos”, analiza Hozbor.

Por su parte, Martín Stryjewski, jefe de Internación de Cemic y miembro de la comisión directiva de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI), también señala la importancia de vacunar con las dos dosis. Para demostrarlo, cita un estudio del Ministerio de Salud de la Nación publicado el miércoles pasado donde muestra que con una dosis de Sputnik V, la efectividad para reducir el riesgo de mortalidad es, en promedio, del 74,9%, mientras que con dos es del 93,3%. Con AstraZeneca 79,5% y 88,8% respectivamente. Esos estudios se realizaron con las cepas que ya circulan en el país, y no con la variante delta.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.