“Amenaza directa”: un senador de EE.UU. y Human Rights Watch criticaron a Alberto Fernández por recomponer relaciones con Nicolás Maduro

·5  min de lectura
El senador republicano Marco Rubio
El senador republicano Marco Rubio

El senador estadounidense Marco Rubio, uno de los “halcones” de ascendencia cubana con mucha influencia en el Capitolio, cuestionó en duros términos el anuncio del presidente Alberto Fernández de “restablecer plenamente” las relaciones diplomáticas con el régimen venezolano de Nicolás Maduro. El discurso presidencial también generó una fuerte reacción de la organización de derechos humanos Human Rights Watch .

“En la Argentina de Alberto Fernández se le da la bienvenida a la influencia del Kremlin en nuestra región, así como también reconocen al narco-dictador ilegítimo de Maduro en Venezuela. Este acto diplomático imprudente plantea una amenaza directa a los intereses de seguridad nacional de Estados Unidos”, planteó Rubio en su cuenta de Twitter, tanto en inglés como en castellano.

La Corte anuló el fallo del juez de Paraná que pretendió trabar el funcionamiento de la Magistratura y lo denunció por mal desempeño

La crítica de Rubio no sorprende en tanto el senador republicano es uno de los principales arietes de su partido en contra de la creciente influencia de Rusia y China en América Latina. Junto al demócrata Bob Menéndez, de hecho, lidera el Comité de Relaciones Exteriores del Senado de los EE.UU.

Sí llama la atención frente al reciente acercamiento de la Casa Blanca con el régimen de Maduro, producto del bloqueo a Rusia decidido tras la invasión a Ucrania y la consiguiente necesidad estadounidense de proveerse de petróleo venezolano.

A las críticas de Rubio se sumó un cuestionamiento de la directora Interina para las Américas de Human Rights Watch, Tamara Taraciuk, quien escribió un hilo en Twitter cuestionando el mensaje presidencial.

“Usted sostiene que los problemas ‘se han ido disipando’. Aquí datos que muestran que ello no es así”, señaló Taraciuk, y luego remarcó que expertos independientes de las Naciones Unidas documentaron que la justicia venezolana no solo no investiga delitos y abusos sino que “es cómplice de ellos”, y la fiscalía de Corte Penal Internacional tiene una investigación en curso.

“En Venezuela hay más de 240 presos políticos”, agregó. “Usted también dijo que Venezuela “ha ido avanzando en su proceso electoral”. El mayor avance fue permitirle a la Unión Europea observar las elecciones de noviembre 2021 por primera vez en 15 años. El informe preliminar de la misión fue tan lapidario que los expulsaron del país”, insistió .

Taraciuk cerró afirmando que “para liderar una respuesta regional hacia una salida democrática en Venezuela, el presidente @alferdez precisa partir de un diagnóstico correcto sobre lo que allí ocurre. De lo contrario, sus gestiones servirán para darle legitimidad al régimen represivo de Nicolás Maduro”.

Taraciuk cerró afirmando que “para liderar una respuesta regional hacia una salida democrática en Venezuela, el presidente @alferdez precisa partir de un diagnóstico correcto sobre lo que allí ocurre. De lo contrario, sus gestiones servirán para darle legitimidad al régimen represivo de Nicolás Maduro”.

José Miguel Vivanco, experto en derechos humanos en América latina, dijo a LA NACION que el restablecimiento de las relaciones diplomáticas no le parecía mal per se, pero cuestionó los fundamentos. “Si el objetivo es restablecer relaciones diplomáticas con Venezuela, eso no me parece mal per se especialmente si con eso se puede ayudar a un proceso de transición democrática. Lo que me genera enormes dudas es que el restablecimiento se fundamente en un diagnóstico fácticamente errado y en un reconocimiento a supuestos progresos que no se han dado”.

El anuncio de Fernández

En la mañana de este lunes, durante la conferencia que dio junto al presidente ecuatoriano, Guillermo Lasso, que está de visita oficial por la Argentina, Alberto Fernández habló de la relación con Venezuela -un tema espinoso para el Gobierno- y dijo que quiere recuperar “el vínculo diplomático pleno” con esa nación. “Es momento de ayudar a Venezuela” , planteó el mandatario argentino.

Por su parte, el presidente de Ecuador no hizo alusión a esa propuesta durante su intervención, pero cuando fue consultado al respecto en la ronda de preguntas, respondió que es un tema que en su país “van a considerar” y dijo que ven “con buenos ojos” el llamado de Fernández. Sin embargo, advirtió: “No estamos listos todavía para tomar una decisión”.

El mapa de la batalla interna en Pro: el pedido de Macri, la negación de Larreta y el giro de Bullrich

En la declaración conjunta desde la Casa Rosada, fue Fernández quien expuso primero y planteó el tema. “Nosotros pensamos que ha llegado el momento de hablar de Venezuela. Como primer paso, la Argentina quiere volver a recuperar su vínculo diplomático pleno con Venezuela. Es un paso que estamos dando y convoco a los países de América Latina a que lo revisemos, porque Venezuela ha pasado un tiempo difícil”, propuso el Presidente.

Después de remarcar el rol en Venezuela -un país denunciado por las violaciones a los derechos humanos- de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas Michelle Bachelet, Fernández planteó: “Muchos de esos problemas se han ido disipando con el tiempo. Estamos viendo cómo, a partir de los acuerdos del grupo de contacto, Venezuela ha ido avanzando en su proceso electoral . Y creemos que es momento de ayudar a Venezuela a que en el diálogo recupere plenamente su normal funcionamiento como país y como sociedad”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.