Amenaza en ciernes: el ataque sobre Gaza deja en pausa la vacunación y podría aumentar los contagios

·3  min de lectura
Los palestinos iniciaron el programa de vacunación contra el Covid-19 a fines de febrero, con apenas 22.000 dosis que fueron donadas por Rusia y los Emiratos Árabes Unidos
Agencia AFP

NUEVA YORK.- Los ataques por aire y el fuego de artillería sobre Gaza frenaron de cuajo la vacunación y los testeos de Covid-19 en el enclave palestino y crece el riesgo de eventos de supercontagio entre la población civil apiñada en los refugios antiaéreos, según funcionarios de Naciones Unidas.

El viernes, en una entrevista por Zoom, mientras las bombas israelíes hacían retumbar las paredes de su sede en Gaza, las autoridades de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA) y el jefe de la subdelegación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), dijeron temer que uno de los efectos colaterales del recrudecimiento de las hostilidades sea un grave aumento de los contagios.

El conflicto entre Israel y Gaza, en vivo: el minuto a minuto de la escalada de tensión, videos de ataques y enfrentamientos entre israelíes y palestinos

“La cantidad de enfermos de Covid en Gaza se venía nivelando hasta que pasó esto”, dijo Matthias Schmale, director de la UNRWA en Gaza. “El panorama es sombrío”.

Schamle dice que hay gazatíes no vacunados apiñados en las escuelas manejadas por su agencia, ya que los israelíes no apuntan deliberadamente contra esos edificios y por lo tanto se convierten en refugios antiaéreos de facto. Pero ahora Schmale teme que esas escuelas se conviertan en “focos de contagio masivo”.

Personal sanitario palestino realiza un hisopado a un residente en el sur de la Franja de Gaza
Agencia AFP


Personal sanitario palestino realiza un hisopado a un residente en el sur de la Franja de Gaza (Agencia AFP/)

El mes pasado, los casos graves y críticos de Covid-19 alcanzaron niveles récord en Gaza, algo que los expertos sanitaristas atribuyen a la proliferación de la variante supercontagiosa detectada primero en Gran Bretaña. A principios de mayo, Médicos Sin Fronteras informó que los nuevos contagios habían superado los 1000 casos diarios.

Sacha Bootsma, funcionaria de la OMS, dice que hasta que se frenó la vacunación, 38.000 gazatíes habían recibido al menos una dosis, o sea menos del 2% de la población de 2 millones de Gaza. En tres hospitales de la Franja se administraban la vacuna rusa Sputnik V y la de Pfizer-BioNTech, mientras que en los centros de salud más pequeñas se aplicaba la de AstraZeneca.

Pero ahora, dice Bootsma, “la gente tiene miedo de salir para ir al hospital y nuestro temor es que eso tenga efectos terribles”.

Mujeres palestinas pasan al lado de un mural de una enfermera que inyecta la vacuna contra el Covid-19 en la Ciudad de Gaza, el 31 de diciembre de 2020
Agencia AFP


Mujeres palestinas pasan al lado de un mural de una enfermera que inyecta la vacuna contra el Covid-19 en la Ciudad de Gaza, el 31 de diciembre de 2020 (Agencia AFP/)

En contraste, más del 60% de la población de Israel ha recibido al menos una dosis de las vacunas Pfizer-BioNTech o de Moderna, y más del 55% ha recibido el esquema de vacunación completo de ambas dosis, según el sitio de datos Our World in Data, de la Universidad de Oxford. Sin embargo, el ritmo de la vacunación se ha ralentizado drásticamente en los últimos dos meses.

A través de programa Covax, la iniciativa de colaboración mundial para llevar vacunas a los países pobres, se supone que Gaza debería recibir suficientes dosis para proteger al 20% de su población, señalan los funcionarios internacionales.

Gran Bretaña empieza a abrirse, pero su sistema de salud se desangra por falta de financiación

Pero esas entregas, que llegan al aeropuerto Ben Gurion, en Israel, y luego son enviadas por tierra a la frontera con Gaza, quedaron suspendidas por tiempo indeterminado, ya que el servicio aéreo hacia Israel está cortado debido a las hostilidades. Y aunque el tráfico comercial aéreo se reanude pronto, eso no implica que Israel reabra la frontera terrestre con Gaza.

“En este momento, el mayor problema es el cierre de la frontera”, dice Schmale. “Porque con la frontera terrestre cerrada, por más que llegue un envío aéreo, no podríamos recibir las dosis”.

Traducción de Jaime Arrambide

The New York Times

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.