La amenaza de ómicron y nuevos cierres se ciernen sobre las vacaciones de invierno en Europa y EEUU

·3  min de lectura
Foto del domingo de un trabajador de salud en un centro de vacunación para el COVID-19 en el estadio de Wembley, en Londres

LONDRES/WASHINGTON, 19 dic (Reuters) - Países Bajos quedó el domingo bajo un nuevo cierre, mientras que la posibilidad de que se impongan más restricciones por el COVID-19 antes de las vacaciones de Navidad y Año Nuevo se cernió sobre varios países europeos a medida que la variante ómicron se propaga rápidamente.

En Estados Unidos, el asesor médico de la Casa Blanca, el Dr. Anthony Fauci instó a la gente que viaja para visitar a sus seres queridos que se de la inyección de refuerzo y que siempre use mascarillas en espacios públicos abarrotados.

Dijo que ómicron está "arrasando el mundo" y que viajar aumentará el riesgo de infección incluso entre las personas vacunadas. Desde principios de mes, los casos de COVID en Estados Unidos han aumentado un 50%, según un recuento de Reuters.

Los centros urbanos holandeses mostraban imágenes desoladoras después de que el país instauró un bloqueo repentino que arruinó los planes navideños de la gente.

El primer ministro Mark Rutte anunció la medida el sábado por la noche, ordenando el cierre de todas las tiendas excepto las esenciales, así como restaurantes, peluquerías, gimnasios, museos y otros lugares públicos desde el domingo hasta al menos el 14 de enero.

Ómicron, una variante muy contagiosa detectada por primera vez el mes pasado en el sur de África y Hong Kong, ha corrido por todo el mundo y ha sido reportada en 89 países, según la Organización Mundial de la Salud. La entidad sostuvo que los casos de ómicron se duplican en 1,5 a 3 días en áreas con transmisión comunitaria.

Si bien Países Bajos cerró gran parte de la vida pública para evitar que su sistema de atención médica se vea abrumado, varios gobiernos europeos están considerando restricciones adicionales, en momentos en que las empresas cuentan con que las personas gasten más de lo habitual en compras, entretenimiento y viajes.

Las infecciones por COVID están aumentando en 64 de 240 países y territorios rastreados por Reuters, con 12 naciones registrando más casos que en cualquier momento durante la pandemia, incluido el Reino Unido.

Sajid Javid, el ministro de salud británico, rechazó el domingo descartar la posibilidad de que el gobierno del primer ministro Boris Johnson imponga más restricciones antes de Navidad.

Dijo que el gobierno está tomando en serio el consejo "aleccionador" de sus científicos y observa los datos de cerca.

Johnson afronta problemas tras una serie de escándalos y pasos en falso, y más de 100 de sus legisladores conservadores votaron esta semana en contra de las últimas medidas del gobierno para abordar lo que había advertido que iba a ser un "maremoto" de casos de ómicron.

En Italia, el gobierno está considerando nuevas medidas para evitar un aumento en las infecciones durante el período de vacaciones, informaron los periódicos locales el domingo.

Después de reunirse con ministros el 23 de diciembre, el primer ministro Mario Draghi podría ordenar que las personas que hayan sido vacunadas también deban presentar una prueba negativa para acceder a lugares concurridos, incluidos clubes nocturnos y estadios, informó el diario Corriere della Sera.

El ministro de salud de Alemania, Karl Lauterbach, descartó el domingo un cierre en la temporada de Navidad, pero advirtió que ya no se podría detener una quinta ola de COVID-19, y agregó que veía la vacunación obligatoria como la única forma de poner fin a la pandemia.

(Reporte de redacciones de Reuters; Escrito por Frances Kerry y Lisa Shumaker. Editado en español por Javier Leira)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.