El ambiente en Honduras es muy confuso y confrontativo, según religioso

·4  min de lectura

Tegucigalpa, 30 oct (EFE).- El proceso electoral hondureño sigue siendo "muy confuso" e "inútilmente confrontativo" por una campaña del partido gobernante basada en el comunismo y anticomunismo, dijo este sábado a Efe el director del Equipo de Reflexión, Investigación y Comunicación (ERIC), el jesuita Ismael Moreno.

"Que a estas alturas persista o aumente la confrontación basada en el comunismo o en el anticomunismo, es una inutilidad política, eso no nos lleva a ninguna parte", enfatizó Moreno en alusión a la campaña con mensajes anticomunistas del Partido Nacional, contra la candidata Xiomara Castro, de la principal fuerza de oposición.

En la propaganda del Partido Nacional tienen protagonismo el actual presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, su compatriota y expresidente Hugo Chávez, y el exgobernante cubano Fidel Castro, ambos ya fallecidos, coreando, con Xiomara Castro, cada uno por separado, la frase "Hasta la victoria siempre".

Moreno considera que la campaña política, de un proceso que concluirá con las elecciones generales del 28 de noviembre, en la que participarán 14 partidos políticos, "sigue siendo incierta".

ES ALENTADOR QUE HAYA PRESIÓN INTERNACIONAL

"Creo que hay campaña para que nos llenemos de miedo y no vayamos a votar para que se aseguren los votos duros de determinados políticos que han tenido el control del país, particularmente el Partido Nacional", subrayó.

El religioso señaló que "es alentador que haya presión muy fuerte" del Gobierno de EE.UU., las Naciones Unidas, la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión Europea (UE) para que los hondureños tengan "un mínimo de garantías para unas elecciones transparentes".

Honduras vive desde junio de 2009, cuando fue derrocado el entonces presidente, Manuel Zelaya, esposo de Xiomara Castro, una crisis política que se agudizó con la reelección del actual presidente, Juan Orlando Hernández, en noviembre de 2017, pese a que la Constitución no lo permite bajo ninguna modalidad.

En el ambiente, son muchas las voces que incluso afirman que Hernández podría buscar una segunda reelección, a lo que el gobernante ha reiterado que no, y que entregará el poder a su sucesor que salga electo el 28 de noviembre.

Moreno expresó que también es alentador que "haya muchísima gente que está decidida a votar, aun con las amenazas del miedo", partiendo de que "votar es un derecho que no solo tenemos, sino que también hay que promoverlo".

"En la Honduras que estamos, las elecciones son de las pequeñas cosas que nos quedan todavía, de lo contrario lo que vamos a tener es avanzar hacia el autoritarismo y la barbarie", subrayó.

Dijo además que por el ambiente que se vive, hay condiciones para que en el país se agudice la violencia, incluso después de las elecciones, porque han aumentado la desconfianza y la confrontación.

"Ojalá que no sea así, pero actos y ambientes de violencia es lo que está más seguro en el país, porque no se crearon las condiciones y políticas institucionales, ni humanas" para evitarlo, añadió.

COALICIÓN POLÍTICA PUEDE SACAR DEL PODER AL OFICIALISMO

El objetivo de las principales fuerzas de la oposición es sacar del poder al Partido Nacional, pero esas fuerzas no pudieron converger en una sola como para poder controlar al menos el Parlamento hondureño, dirigido desde 2010 por el oficialismo, que lleva tres períodos consecutivos gobernando.

Sin embargo, en la primera quincena de octubre Xiomara Castro, candidata presidencial por el partido Libertad y Refundación (Libre), cuyo coordinador general es su esposo, Manuel Zelaya, hizo una coalianza con Salvador Nasralla, quien era candidato por la Unión Nacional Opositora de Honduras (Unoh).

El otro partido opositor es el Liberal, cuyo candidato presidencial es Yani Rosenthal, quien no ha logrado acuerdos con Xiomara Castro para una mayor alianza.

LA OPOSICIÓN TAMBIÉN HA ABONADO A LA CONFRONTACIÓN

Al respecto, Moreno señaló que la alianza entre Xiomara Castro y Salvador Nasralla, solo para el nivel presidencial, tiene posibilidad de ganar el 28 de noviembre, pero que al margen de quién se alce con el triunfo, será "difícil que uno acepte el triunfo del otro", a menos de que "presione la comunidad internacional para que se respeten los resultados".

"Vemos positivo que se haya llegado a un acuerdo entre Salvador Nasralla y el partido Libre. Me parece que si se respetan los resultados electorales, si hay un mínimo de transparencia, la alianza puede tener los votos suficientes como para salir adelante con un nuevo Gobierno", acotó.

El director del ERIC es de la opinión de que la oposición política también "ha abonado a la confrontación" que vive el país.

"Creo que tanto el partido oficialista, como los partidos de oposición, son responsables del ambiente de desconfianza, de miedo y la confrontación que estamos viviendo", enfatizó Moreno.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.