Ambientalistas argentinos contra acuerdo porcino con China

·2  min de lectura

BUENOS AIRES (AP) — Ambientalistas disfrazados con bolsas de papel que tenían dibujadas la cabeza de un cerdo y consignas contra el maltrato animal lideraron el miércoles una protesta frente a la embajada de China en Buenos Aires contra la instalación de granjas productoras de porcinos en Argentina para consumo del país asiático.

La negociación del tratado, del que poco ha trascendido, contempla más de una veintena de establecimientos en distintas provincias argentinas para la cría de cerdos y producción de 900.000 toneladas de carne porcina en cuatro años. El gigante asiático se ha visto afectado por la peste porcina africana que obligó a sacrificar a millones de cerdos en su territorio.

“China decidió desterritorializar su producción para no tener ese potencial pandémico adentro de su país y exportarlo hacia los nuestros”, dijo a AP Flavia Broffoni, co-fundadora y activista de Extinción o Rebelión. “Según toda la comunidad científico-técnica, este modelo de producción es el caldo de cultivo de nuevas pandemias. Es un modelo que requiere industrializar, sacrificar 9 millones de cerdos por año para abastecer el paladar de otro país”.

Según los ambientalistas, este tipo de producción implica millones de litros de agua justo en momentos en que gran parte del país sufre sequía; el desmonte de varios miles de hectáreas para cultivo de maíz y soja transgénicos para elaborar alimento balanceado y la contaminación de napas por las heces de los animales.

“Ni matadero del mundo ni cuna de nuevas pandemia”; “Veganismo o explotación animal. No hay tercera opción” se leía en algunos de los carteles que sostuvieron los manifestantes duranta la marcha pacífica que se replicó en otros puntos del país. También prendieron bengalas de color rosa.

“Queremos evitar que se siga asesinando animales para traer dólares a nuestro país para pagar la deuda externa mientras tenemos otras posibilidades de desarrollo”, alertó Stephanie Cabovianco de Climate Save Movement Argentina. “Con frutas, cereales y legumbres la población mundial puede alimentarse”.

El gobierno de Alberto Fernández anunció a mediados de 2020 que existían conversaciones con China para avanzar en esta iniciativa que le reportaría al país sudamericano millones en divisas. En medio de un fuerte rechazo de ambientalistas y parte de la comunidad científica, la cancillería argentina reportó que la firma del acuerdo se suspendía al menos hasta noviembre para ajustarlo a la normativa en materia de protección ambiental, los recursos naturales y la bioseguridad. Desde entonces no hubo novedades.

En una reciente entrevista, el presidente Fernández expresó que “la discusión no es si cerramos el acuerdo porcino con China, la discusión es cómo vamos a producir porcinos en Argentina. Nosotros no podemos producir porcinos de un modo que eso contamine al ambiente”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.