Amber Heard quiere nuevo juicio en el caso de Johnny Depp, alegando problemas con la sentencia y el jurado

·2  min de lectura

Amber Heard está tratando de apelar o anular el veredicto de junio en la demanda de difamación de alto perfil entre ella y su exmarido Johnny Depp.

En una larga presentación en el tribunal de Virginia el viernes, el equipo legal de la actriz de Aquaman argumentó que el fallo tenía una serie de problemas, incluyendo un mal razonamiento jurídico, un jurado mal investigado y daños excesivamente concedidos.

El mes pasado, un jurado civil de siete personas falló en gran medida a favor de Depp en un veredicto dividido, en el que se encontró que Heard lo había difamado en un artículo de opinión de 2018 en The Washington Post en el que insinuaba que había abusado de ella, pero no lo nombró.

El fallo condenó a Heard a pagar a la estrella de Pirates of the Caribbean US$15 millones en concepto de daños punitivos y compensatorios.

También se consideró que uno de los abogados de Depp había difamado a Heard, a quien se le concedieron US$2 millones en concepto de daños punitivos.

En los documentos judiciales del viernes, la abogada de Heard, Elaine Bredehoft, dijo que el caso se basa en una lógica jurídica errónea, argumentando que las demandas de Depp “se basan únicamente en la teoría de la difamación por implicación, abandonando cualquier afirmación de que las declaraciones de Heard eran realmente falsas”.

Bredehoft también argumentó que el equipo legal de Depp dijo que se centraría en el periodo posterior a la publicación del artículo de opinión, pero en su lugar se amplió para abarcar eventos y declaraciones desde 2016.

La moción solicita un nuevo juicio, un nuevo veredicto o la desestimación de la demanda de Depp.

En ella, Heard también afirma que hubo problemas con la credibilidad del jurado. La presentación señala al jurado 15 como prueba, argumentando que parece haber una discrepancia de 25 años entre su cumpleaños en los registros del tribunal y en la información disponible públicamente, lo que plantea dudas sobre la exhaustividad del proceso de investigación.

Ben Chew, que dirige el equipo jurídico de Depp, declaró a Courthouse News que el recurso era “lo que esperábamos, solo que más largo, no más sustancioso”.

En el transcurso del juicio, que duró desde abril hasta junio, la disputa entre los dos actores se convirtió en algo mucho más grande que un estrecho procedimiento de difamación.

En cambio, el caso atrajo una atención febril en línea y en persona, incluso por parte de grupos parasociales de fans, y fue visto por algunos como la sentencia de muerte del movimiento #MeToo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.