Así están plantando cara a Amazon las librerías de EEUU

Fernando Gonzalo
·2  min de lectura

Amazon ha conquistado el mundo de las ventas gracias a su amplio catálogo, su comodidad de uso y su rapidez de envío. Según reveló Jeff Bezos, fundador de la compañía, Amazon cuenta con más de 100 millones de suscriptores Prime en todo el mundo.

Como es lógico, el éxito desmesurado de una sola empresa suele conllevar pérdidas para otras. Numerosos sectores se han visto tocados de muerte al ser incapaces de competir con el gigante de las ventas online. Uno de esos sectores es el de las librerías tradicionales, que están llevando a cabo una protesta en Estados Unidos para concienciar sobre el peligro de su desaparición.

Imagen de la campaña
Imagen de la campaña

Varias librerías tradicionales de todas partes de EEUU se han unido para llevar a cabo una acción en contra de Amazon. Orquestada por la Asociación Estadounidense de Libreros y bajo el lema #BoxedOut, se trata de una campaña visual que utiliza la estética de Amazon para transmitir mensajes en contra de la propia compañía.

Así, lo que han hecho es transformar por completo las fachadas de sus tiendas colocando unos vinilos que imitan el color y la textura de las omnipresentes cajas que utiliza Amazon para entregar sus mercancías. Además, han decorado la entrada con pilas de cajas de diversos tamaños, de manera que, en conjunto, da la sensación de que estamos en un almacén en el que las cajas invaden todo el espacio.

Tanto en los vinilos de la fachada como en las cajas se han impreso varios mensajes cargados de ironía en contra de Amazon y a favor de los pequeños negocios de toda la vida. Algunos ejemplos: “Compre libros a las personas que quieren vender libros, no colonizar la Luna”; “Libros seleccionados por gente real, no por un algoritmo siniestro”; “Tenemos wi-fi gratis: no lo use para enriquecer aún más a una empresa de 1,6 billones de dólares”; “No acepte el mundo feliz de Amazon”; “¿En serio alguien necesita un rebanador de huevos para mañana mismo?”.

La acción es obra de la agencia DCX Growth Accelerator y su objetivo, en palabras del director creativo Doug Cameron, es hacer que el público “piense en lo que está haciendo y comprenda que comprar en Amazon tiene grandes repercusiones para las pequeñas empresas”. Un total de seis librerías de Hollywood, Washington, Manhattan y Brooklyn han participado en esta acción que, a pesar de su agresividad, no parece que vaya a hacer temblar a Bezos por el momento, aunque quizá consiga atraer a un puñado de clientes concienciados a sus establecimientos.

Imagen de la campaña
Imagen de la campaña
Imagen de la campaña
Imagen de la campaña

Más historias que te pueden interesar:

VIDEO | Cómo comprar en Amazon pagando lo menos posible