Amazon es demandado por la red social Parler

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, enero 12 (EL UNIVERSAL).- El debate sobre la libertad de expresión en las redes sociales se ha intensificado en los últimos meses. Por un lado se habla de que las personas deben poder dar su opinión sobre distintos temas pero, cuando se trata de noticias falsas y comentarios que incitan a la violencia, las plataformas han tomado la decisión de intervenir. En ese sentido, desde esta semana, la red social Parler ya no está disponible en internet.

Para entender el tema hay que decir que Parler es una red social con sede en Estados Unidos que se lanzó en agosto de 2018 y en donde, a nombre de la libertad de expresión, y luego de la toma del Capitolio por parte de manifestantes, se publicaron decenas de comentarios violentos sobre la situación política de nuestro país vecino.

Diversas plataformas han acusado a la red social de trabajar con condiciones de moderación muy relajadas por lo que resultó una buena opción para que algunos extremistas, como los supremacistas blancos, expresaran su opinión. Un ejemplo de ello fueron publicaciones en donde se leía "tenemos que empezar a asesinar sistemáticamente a líderes #liberales, activistas liberales y simpatizantes del #blm".

La controversia llegó a tal grado que tanto Apple como Google eliminaron a Parler de sus tiendas de aplicaciones. Posteriormente, empleados de Amazon exigieron que la compañía dejara de brindar servicio a la plataforma. "No podemos ser cómplices de más derramamientos de sangre y ataques violentos contra nuestra democracia", escribieron los empleados en un tuit.

Así fue como Amazon Web Services dejó de darle servicio de alojamiento a la plataforma social que tomó la decisión de demandar a la empresa alegando que en realidad tuvo razones políticas y participa en una conspiración para beneficiar a Twitter pues su servicio es similar al del pajarito azul.

Sin embargo, como han dado a conocer medios de Estados Unidos, en las acusaciones de Parler, incluido el incumplimiento de contrato, son desmentidas las pruebas que aportaron.

En la demanda, presentada hoy en el Tribunal de Distrito Oeste de los Estados Unidos, Parler se queja de que "la decisión de AWS de rescindir su cuenta está motivada por la política. Y, aparentemente, también para reducir la competencia en el mercado de servicios de microblogging, en beneficio de Twitter".

Parler asegura que cuando Twitter decidió expulsar a Donald Trump de su servicio, ellos se convirtieron en una alternativa y vieron crecer su número de usuarios. Como Twitter es un cliente importante para AWS, entonces Amazon decidió cortar su servicio.

La demanda también acusa a Amazon de filtrar el correo electrónico que comunica la inminente suspensión de Parler antes de que fuera enviado a los administradores del sitio.

Por último, Parler dice que Amazon está incumpliendo el contrato, al no haber dado la advertencia de 30 días estipulada en los términos de servicio. Sin embargo, hay pruebas de que Amazon llevaba semanas señalando a la red social que tenía problemas con su contenido.

Es así que Parler le pide a un juez una orden de restricción temporal que restablezca su acceso a AWS mientras se discute el resto del caso, y que los daños se especifiquen en el juicio.

¿Qué dice Amazon?

Ante la situación Amazon afirma que AWS proporciona tecnología y servicios a clientes de todo el espectro político. "Respetamos el derecho de Parler a determinar por sí mismo qué contenido permitirá. Sin embargo, está claro que hay contenido que alienta e incita a la violencia contra otros, y que Parler no puede o no está dispuesto a identificar y eliminar rápidamente, lo que constituye una violación de nuestros términos de servicio".

Y agregó que dieron a conocer sus preocupaciones a Parler durante varias semanas pero, en lugar de ver una disminución en el contenido violento y potencialmente peligroso, vieron un aumento significativo, lo que llevó a la suspensión de sus servicios el domingo por la noche.