La Amazonía, castigada y al borde del abismo

La cuenca amazónica, que se extiende por nueve países en Sudamérica, es uno de los mayores territorios naturales del planeta que alberga más de tres millones de especies. Su frondosa vegetación absorbe mediante la fotosíntesis inmensas cantidades de carbono, algo clave para frenar el calentamiento global causado por los gases de efecto invernadero. Pero ese "pulmón del planeta" con el que la humanidad espera absorber la contaminación para salvarse del colapso medioambiental, ahora emite más carbono del que retiene.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.