‘Amazing Stories’, la primera revista dedicada exclusivamente a la ciencia ficción

·3  min de lectura

En abril de 1926 veía la luz una nueva revista titulada ‘Amazing Stories’ la cual era la primera publicación dedicada exclusivamente a la ciencia ficción. A pesar de que aquel era un género que en aquellos momentos no tenía demasiados seguidores (pocos eran los autores que hasta la fecha había publicado obras sobre el tema) acabó convirtiéndose en todo un referente y abriendo el camino para otras muchísimas publicaciones similares.

Portada del primer número de ‘Amazing Stories’, la primera revista dedicada exclusivamente a la ciencia ficción (imagen vía Wikimedia commons)
Portada del primer número de ‘Amazing Stories’, la primera revista dedicada exclusivamente a la ciencia ficción (imagen vía Wikimedia commons)

El creador de la revista fue Hugo Gernsback, un emprendedor de origen luxemburgués que había llegado a Estado Unidos a principios del siglo XX, cuando contaba con 20 años de edad; dedicándose a invertir en numerosos pequeños negocios que iba vendiendo o abandonando según funcionaban o no.

Gernsback sentía una gran afición hacía el mundo de la electrónica y la radiodifusión, además de llegar a crear varios inventos. Todo ello en una época en la que la ciencia y la tecnología no estaban tan desarrolladas y en la que había que echar mucha imaginación para crear tanto inventos como relatos, debido a que la escritura era otra de sus grandes pasiones.

La suma de todo ello lo llevó a ir creando diferentes revistas especializadas en temas muy específicos y pioneras de su género; entre ellas, en 1908, ‘Modern Electrics’, una publicación dedicada a la electrónica al mundo de los radioaficionados (o radio inalámbrica, tal y como se conocía por entonces); en 1913 creó la publicación mensual ‘The Electrical Experimenter’, una revista científica y técnica también sobre electrónica, radio y electricidad en la que llegó a publicar, entre 1917 y 1919, cinco artículos el mismísimo Nikola Tesla.

Aunque ‘The Electrical Experimenter’ se había concebido como una revista básicamente de información técnica, fue donde Hugo Gernsback empezó a publicar algunos relatos considerados de ‘ciencia ficción’(de diferentes autores, entre ellos de él mismo) y la buena acogida que aquellas historias fantásticas cogieron entre los lectores, fue lo que animó a crear una revista (Amazing Stories) dedicada en exclusividad a aquel tema en 1926.

Pero entre medias tuvo tiempo en 1919 para poner en marcha una publicación dedicada únicamente al mundo de los radioaficionados y que llamó ‘Radio News’, convirtiéndose en una de las importantes del sector (aunque la revista posó por varios propietarios a lo largo de los años, estuvo publicándose hasta 1971 con el nombre de Popular Electronics).

Fue de gran ayuda para hacer grande imperio editorial y empresarial el trabajo en la sombra de Sydney, el hermano de Hugo Gernsback que se convirtió en su mano derecha. Ambos gestionaron el negocio de las revistas y fueron incorporando a la empresa (registrada como ‘The Experimenter Publishing Company Inc.‘) un par de emisoras de radio, además de publicar también otro tipo de obras, como libros.

En vista a los buenos resultados que tuvieron los relatos de ciencia ficción en la revista ‘The Electrical Experimenter’, Gernsback decidió crear ‘Amazing Stories’, una publicación que sería exclusivamente sobre aquel tema, siendo señalado como uno de los ‘padres de la ciencia ficción’(junto a Julio Verne y H.G. Wells).

El primer número (que salió a la venta en abril de 1926) llevaba en la portada anunciada las historias de autores como H.G. Wells, Julio Verne y Edgar Allan Poe. Curiosamente, en el apellido de este último se coló una pequeña errata poniendo Allen en lugar de Allan y convirtiéndose los ejemplares de aquel primer número en piezas de gran valor para los coleccionistas.

Pero aquel imperio editorial se derrumbó de la noche a la mañana (como si de un castillo de naipes se tratara) y en febrero de 1929 los hermanos Gernsback declararon la empresa en bancarrota, deshaciéndose de la misma y librándose de una serie de deudas que habían contraído.

Varias de las revistas siguieron publicándose con otros propietarios, cambiando algunas de nombre, entre ellas ‘Amazing Stories’ que durante un buen periodo de tiempo pasó a llamarse ‘Amazing Science Fiction Stories’ y desapareciendo finalmente (tras pasar por numerosos propietarios) en abril de 2005.

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

Vídeo | Los crinoideos: una mezcla entre estrellas de mar y erizos con millones de años de vida

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.