Antes del amanecer, un pub británico en Washington honra a la reina

·3  min de lectura

El pub The Queen Vic, en Washington DC, abrió sus puertas a las 5H30 y pronto ya estaba sirviendo sus primeros Bloody Mary y Pimm's Cup en un salón lleno de británicos nostálgicos y fanáticos estadounidenses de la familia real.

En la capital de Estados Unidos, un grupo de unas 30 personas llegó a este bar antes del amanecer para un encuentro atípico, que mezcló el duelo solemne por la reina con el hecho de ir a tomar un trago un lunes por la mañana antes de salir a trabajar.

Varias mujeres eligieron lucir vestidos largos y elegantes sombreros para la ocasión, mientras que los hombres llevaron camisas oscuras y corbatas, aunque algunos optaron por un look más casual de shorts y camisetas de fútbol.

"Este es un asunto importante, la pérdida de la reina, y queríamos marcar su funeral y mostrar respeto", dijo Julie Muir, de 41 años, una ciudadana británico-estadounidense cuya familia proviene de Watford, al norte de Londres.

"Mi familia sigue a la realeza religiosamente. A veces se trata del drama y los problemas entre ellos. Pero hoy se trata de esta maravillosa mujer, su vida, su servicio y su despedida", dijo mientras el funeral de Isabel II se transmitía en grandes televisores detrás de la barra.

- La "bebida de la reina" -

El pub recibió un permiso especial para servir alcohol temprano, ofreciendo una "Bebida de la Reina" hecha de Dubonnet, gin Beefeater y una rodaja de limón, según se informó.

"Muchas personas se sorprendieron por sus propias reacciones ante la muerte de la reina y por sus sentimientos de pérdida", dijo la dueña del pub, Roneeka Gordon, quien nació en Liverpool.

"Queríamos crear un espacio para que aquellos que están de luto puedan ver el funeral con personas de ideas afines. Esperamos que la comida y las cervezas británicas tradicionales brinden a nuestros invitados una sensación adicional de comodidad", agregó.

Vistiendo un uniforme de la marina estadounidense bien planchado, DeLorean Forbes, de 26 años, abogado militar, se zambulló en un desayuno inglés completo con salchichas, tocino, huevos, tostadas fritas, champiñones, tomates y frijoles.

"Esta fue una oportunidad única en la vida y quería estar aquí con amigos británicos", dijo, tomando un café antes de ir a trabajar.

"Mi madre es una gran fanática de la monarquía. Realmente admiro la belleza de la ceremonia de hoy, la pompa y la circunstancia. Valoro la alianza entre nuestros países y, como marino, me complace ver a la marina británica cargar el ataúd", agregó.

A 10 minutos en auto del Capitolio, The Queen Vic, que lleva el nombre de la monarca británica que reinó durante 63 años hasta su muerte en 1901, abrió hace 12 años y sirve cervezas como London Pride y Bombardier, junto con platos típicos ingleses como "fish and chips" o salchichas con puré.

"No es frecuente que tome un trago a esta hora", dijo Jen Barrie, residente del vecindario y ciudadana estadounidense, llevando botas decoradas con banderas del Reino Unido. "Es increíble ver y escuchar el funeral. Le dije a mi esposo que dejara a los niños en la escuela hoy".

bgs/wd/db/yow