"Si dos se aman, la vida tiene futuro": Manuel Vilas

·6  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 21 (EL UNIVERSAL).- En la nueva novela del escritor español Manuel Vilas, un hombre y una mujer logran crear un mundo íntimo y ajeno robado a la crisis universal que ha traído consigo la pandemia por el Covid-19. En medio del confinamiento y superando las estrictas medidas sanitarias, Salvador, un profesor al que se le va olvidando el pasado aunque no deja de pensarlo, encuentra un amor romántico e idealizado en Montserrat, la encargada de la tienda del pueblo. Juntos superan sus soledades y tratan de hallar el sentido más profundo de la vida a través del amor.

Manuel Vilas (Barbastro, 1962), el poeta y filólogo autor de novelas emblemáticas como "Ordesa", "Alegría" y "Los inmortales", relata en "Los besos" (Planeta, 2021) una historia romántica y erótica que arranca en marzo de 2020 justo en los días en que Madrid y toda España entran en cuarentena. Alejado de la ciudad, en medio de un bosque, dos almas palian su soledad y encuentran en el amor la vida.

"El amor es la comprobación de que estamos vivos. Uno sabe que está vivo porque se enamora de alguien, el amor es poner tu intimidad en manos de otra persona, estar desnudo física y psíquicamente ante otra persona y verte reflejado en la otra persona, el amor es también una fuente de conocimiento, una persona se conoce a sí misma a través de cómo se ve reflejada en otra persona", asegura en entrevista el escritor español.

-¿Ante el dolor de la muerte, el amor se vuelve en razón de vida?

El amor es revolucionario, el amor es anticapitalista. Las personas que están enamoradas solamente piensan en el otro o en la otra, no piensan ni en el trabajo ni en el orden social ni en el orden político, solamente están obsesionados con cumplir, con ver al ser del que se acaban de enamorar, pero el amor es también erotismo, es contacto, es carnalidad; el amor es casi casi el sentido de la vida.

-¿Los besos es un libro para revalorar el amor?

En la novela yo no digo nada que no sepa cualquier persona; cualquier persona sabe que el amor es importante, lo único que hace la novela, en este caso la mía, es poner palabras a eso que la gente ya sabe, precisar y contar una historia para que se vea que el amor es importante, para que ese recuerdo se actualice. Que el amor es importante tú lo sabes, los ves en una novela y simplemente lo que haces es recordarlo intensamente.

-¿Pero había que recordar que el amor también salva?

Mi novela se trata de un amor romántico porque Salvador, el protagonista, se enamora de Montserrat con idealización, la idealiza y quiere que el amor que siente tenga naturaleza espiritual y se fundamente en la bondad, quiere que haya bondad, espiritualidad, inteligencia, belleza, él quiere que todo sea perfecto, eso caracteriza mucho a este personaje; ella, sin embargo, es de otra naturaleza, es una mujer más realista, los dos sí que se encuentran y quieren sentir otra vez el amor, están deseando amar, además están en plena pandemia con un mundo muy triste enfrente, lleno de prohibiciones y la manera que encuentran de volver a ilusionarse en la vida, de volver a vivir, es enamorándose. Por eso yo titulé la novela "Los besos", con ánimo de recordar a la gente de que los besos son lo más importante del mundo en un momento en el que estaban prohibidos los besos.

-¿"Los besos" y el amor como forma de esperanza?

El mundo ha salido en la pandemia con mucha desconfianza hacia el futuro y una manera de vencer esa desconfianza hacia el futuro y hacia cómo va a ser la vida es a través del amor, mientras exista la posibilidad de que dos seres humanos se amen yo creo que la vida tiene el futuro asegurado; esta es la gran esperanza, mientras los seres humanos sean capaces de establecer entre ellos una relación amorosa, en donde no hay interés, donde no hay mezquindad, donde no hay maldad, sino que lo que hay es ternura, entrega, erotismo y amor la vida estará salvada.

-¿Dos enamorados pueden salvarse y salvar la humanidad?

Esa es la idea, dos enamorados pueden salvar la historia de la humanidad y pueden salvar la civilización entera; por muy mal que venga el futuro, por muy horroroso que sea, si hay un hombre y una mujer o dos hombres o dos mujeres, dos seres humanos que se enamoren, la vida perdurará.

-Viene de "Ordesa" y "Alegría", dos novelas autobiográficas, ¿aquí pura ficción?

Sí, hay muchas cosas de la novela que son mías, pero también hay otras que son de la imaginación. Al principio, los personajes que vas creando salen de tus entrañas, hay un momento en que toman vida propia y caminan solos. Otras novelas mías habían sido más autobiográficas, pero aquí lo autobiográfico es más bien un material escaso, aunque hay una cosa que sí que está siempre en todas mis novelas: el tema del amor, y eso sí que es una obsesión personal mía porque yo como ser humano, como ciudadano, sí que he visto que el amor es la única posibilidad de vida.

-¿Al final es decir que la literatura salva?

Yo creo que en realidad toda novela lo que busca es humanizar el mundo, claro, esta novela nace además en el corazón de la pandemia de Covid-19 en un mundo lleno de terror, de miedos, de muerte, en un mundo en el que en ese momento no sabíamos si íbamos a salir. La literatura lo que busca es humanizar la vida, es devolverle al lector, a una persona que entra en mi novela, lo que quiero que encuentre son sentimientos, emociones y humanidad.

-Incluso está el misticismo y está Dios

Esas ya son respuestas que cada persona debe dar, yo lo que hago en la novela es imaginar los misterios, las respuestas no las conozco, lo que intento es poner el énfasis en el misterio, intentar narrar el misterio, luego ya es el lector el que debe decidir cómo incorpora eso que yo he escrito en su propia vida. La novela insiste en que la vida es un gran don, yo soy un gran vitalista, yo creo que estamos vivos por una razón maravillosa, porque la vida es un misterio maravilloso y que estar vivos es un gran regalo que nos hicieron nuestros padres. Yo he dedicado dos novelas anteriores a dar las gracias a mi padre y a mi madre por haberme traído a este mundo, creo en el don de estar vivo y la vida me parece un milagro maravilloso, por eso como me voy haciendo viejo, me pongo melancólico porque yo querría no morir nunca, en el buen sentido de la palabra, de respetar este maravilloso don de estar vivos y de estar a la altura de la vida. Por eso la belleza es importante, la belleza está en la bondad, en la inteligencia, en la novela se habla mucho de la bondad, lo que hace que la vida sea más digna y más maravillosa es la bondad, la ternura, la belleza, todo esto.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.