Amado Boudou, tras la solicitada: "Nunca pedí un indulto"

LA NACION
·4  min de lectura
El exvicepresidente habló el mismo día que se publicó una solicitada para pedir su libertad
Fuente: Archivo - Crédito: Hernán Zenteno

El exvicepresidente Amado Boudou se expresó el mismo día en que salió una solicitada para reclamar por su libertad y aunque sostuvo que nunca pidió un indulto ante la condena ratificada por la Corte por corrupción, exigió una "pronta solución política" para los kirchneristas que están condenados o con procesos abiertos.

"Nunca pedí un indulto; lo que dije siempre es que me gustaría que hubiera un juicio para demostrar que fue armado, que el juez [Pablo] Bertuzzi fue una especie de juez Moro en la Argentina, que se disfrazan de jueces para jugar a la política", manifestó el exfuncionario.

Y agregó: "Esto será una anécdota más en una historia. Estoy preparado para enfrentar todo lo que tenga que enfrentar sin arrepentirme nada de lo que hice, pero el problema político es severo y tiene que ver con que si el Gobierno va a poder gobernar o no, o solo va administrar".

Esta declaración se conoció horas después de que trascendieran los dichos del presidente Alberto Fernández que volvió a descartar la posibilidad de dictar indultos a exfuncionarios condenados por corrupción, como reclaman algunos dirigentes del kirchnerismo para frenar las investigaciones judiciales. "No daré ningún indulto", repitió el jefe de Estado en diálogo con el diario Clarín.

Respecto a esto, Boudou añadió: "No tengo nada que decir sobre esta expresión; necesitamos que la Argentina recupere un sistema de administración de leyes razonable y no el partido de la oligarquía que comanda hoy el sistema judicial".

Entre anoche y esta mañana, en varios medios del país y en redes sociales se publicó una solicitada en reclamo por la libertad del exvicepresidente Amado Boudou, condenado a cinco años y diez meses de prisión por el caso Ciccone en el que se lo acusa por haberse quedado con el 75% de las acciones de la imprenta que fabrica papel moneda.

Nelson Castro contó que tiene coronavirus

Durante la extensa entrevista por la radio El Destape, Boudou criticó la resolución del juez Daniel Obligado que el 30 de diciembre revocó su prisión domiciliaria. En ese contexto, dijo que detrás de esa decisión hubo un intento de tapar la agenda oficial del proyecto del aborto legal, la llegada de la vacuna rusa y la ley del cambio de movilidad jubilatoria.

"Había que tapar esto y recurrieron a un viejo nombre para hacerlo el último día del año. Es tapar una agenda además de continuar con la persecución. Lo mismo va a pasar este año. No tengo ninguna duda de que la agenda electoral para este año va a estar opacada por la agenda judicial sobre la vicepresidenta [Cristina Kirchner]", opinó.

"Revolución". La respuesta de Juan Grabois a los dichos de Alberto Fernández

Además, el exfuncionario kirchnerista se refirió a la resolución del pasado 3 de diciembre, donde confirmaron su condena, y apuntó contra los medios: "Dos tapas de Clarín fueron suficientes para que el juez cambiaria, sin argumentos, su punto de vista que había tenido varios meses antes, y sin esperar los informes que había pedido al Servicio Penitenciario Federal".

Con una fuerte crítica hacia la Corte Suprema de Justicia, el exvicepresidente sostuvo que "el objetivo final", con las persecuciones políticas y el lawfare, es que el organismo judicial "se convierta en garante de los poderes oligárquicos, concentrados y minoritarios". Y agregó: "Las condenas que provoca el Poder Judicial o las detenciones son la convalidación institucional de sentencias y condenas mediáticas".

En relación a una pronta salida de los "presos políticos", el exministro de Economía durante el kirchnerismo dijo: "Espero que sí, no por mi caso -imaginate que ya pasé tres años preso y ocho años de persecución permanente- sino por la democracia argentina. Un país donde la principal perseguida política es la vicepresidenta elegida hace un año es una democracia condicionada que no tiene ningún destino, porque es un mecanismo para que los gobiernos no puedan ejercer la representación popular".

En otro momento de la entrevista, fue consultado sobre si volvería a ejercer un cargo público. "A mi me interesa ser un militante y eso no me lo van a sacar con ninguna ley, podés ser militante desde la cárcel, tu casa y desde un cargo público también. No me van a callar, doblar, cambiar, ni siquiera sacar la alegría de trabajar y pelear por las cosas que siento y nuestro espacio tiene, que es amor e igualdad. Yo estoy para estar en el lugar que mis compañeros y compañeras y el pueblo piensen que puedo servir para algo. La respuesta es sí, claro que sí", concluyó Boudou.