América quiere acabar con las maldiciones

CARLOS RODRÍGUEZ

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Cuando se habla de maldiciones en la liguilla de México, la del líder que cae sin alzar la corona es la primera que se menciona.

De la que no se habla mucho es la que pesa sobre el equipo que acaba sexto en la fase regular — nunca ha podido ser campeón en torneos cortos.

Pero en el América, el sexto para la fase final del Apertura, no creen en supersticiones y afirman tener los componentes necesarios para exorcizar esos fantasmas y alzar el 14to título en su historia.

Para lograr otra corona, las Águilas primero deberán sortear un complicado enemigo que es el campeón reinante Tigres, que finalizó en el tercer puesto.

“Cuando regresé (al América), decían que las segundas partes nunca eran buenas y esta ha sido mejor”, dijo Herrera en una rueda de prensa. “Ahora que nunca ha sido campeón el sexto lugar, pero esta vez lo va a ser. No me preocupa cerrar en sexto lugar, el equipo tiene 31 puntos y eso nos da tranquilidad, si nadie ha sido campeón en esa posición está será la primera vez”.

El “Piojo” Herrera tiene bases para ser optimista.

Herrera dejó a las Águilas para irse a dirigir a la selección mexicana en el Mundial de Brasil 2014, después de dirigir a Tijuana por tres torneos regresó con los azulcremas donde el año pasado se coronó en el Apertura 2018 y en el primer semestre de este año se coronó campeón de Copa MX y del Campeón de Campeones.

Ningún entrenador en su segunda etapa en el club pudo ser campeón.

Ahora el reto es distinto y complejo. Desde que se instauraron los torneos cortos en el país en 1996 ningún equipo que entró sexto fue campeón. En 46 liguillas, seis equipos que terminaron en ese lugar llegaron a la final y la perdieron — el último fue Querétaro, en el Clausura 2015.

En contraste, la “maldición del súper líder” ha sido rota en siete ocasiones, por cuatro equipos distintos.

"Hay que romper paradigmas y nosotros le damos mucha importancia a esos temas”, dijo el presidente deportivo de América, Santiago Baños a la estación radial W Deportes. “Hay que enfocarnos a lo que hacemos dentro de la cancha y sin duda haciendo bien las cosas eso nos llevará a logros importantes".

Las Águilas iniciaron el torneo con cuatro triunfos en sus primeros cinco partidos, pero después se vieron afectados por las inesperadas salidas del portero argentino Agustín Marchesín y el volante colombiano Mateus Uribe, ambos al Porto, además de la de Edson Álvarez al Ajax de Holanda. Además, el delantero chileno Nicolás Castillo se perdió gran parte del torneo y uno de sus fichajes, Giovani Dos Santos, quedó fuera en varios encuentros por lesión.

América terminó el Apertura con 31 puntos, la misma cosecha del cuarto y quinto puesto, pero por diferencia de goles resbaló al sexto puesto.

“Fue un torneo bueno a secas, pese a lo que pasó y por eso de pronto no nos dan favoritos y hablan de otros, pero no nos importa”, dijo Herrera, cuyo equipo será local ante Tigres en la ida de cuartos de final. “En esta instancia es donde se dan los blasones y los queremos”.