El alza de casos de COVID-19 en España lleva a más regiones a endurecer las medidas

·2  min de lectura
Foto de archivo. Personal médico se prepara para tratar a pacientes con COVID-19 en Barcelona, España. 20 de octubre de 2020

MADRID, 13 ene (Reuters) - Las comunidades autónomas de Galicia, La Rioja y Cantabria se sumaron el miércoles a otras regiones españolas en la introducción de unas restricciones más duras contra el coronavirus ante un incremento de la tasa de infección nacional que las autoridades sanitarias han atribuido a la falta de cumplimiento de las reglas durante la Navidad.

Después de una pausa en los niveles de contagio a finales de noviembre, los casos se dispararon hasta diciembre y principios de enero, duplicando la incidencia del virus medida en los últimos 14 días en solo tres semanas, hasta un volumen de 454 casos por cada 100.000 personas.

A diferencia de países europeos como Reino Unido y Países Bajos, que han aplicado confinamientos nacionales, las autoridades españolas han dicho en repetidas ocasiones que no es necesario volver al confinamiento.

Sin embargo, han delegado en las autoridades regionales la facultad de aplicar una combinación de toques de queda, límites a las reuniones sociales y restricciones en los horarios de apertura comercial.

En Galicia, al noroeste del país, donde el miércoles se registró un récord regional de 1.047 nuevos casos, el máximo dirigente regional Alberto Núñez Feijoó prohibió todos los viajes no esenciales en las siete ciudades más grandes, dijo a bares y restaurantes que cerraran a las 4 pm y adelantó el toque de queda a las 10 pm.

Núñez Feijoó vinculó la "preocupante" tasa de transmisión de la región con los elevados niveles de clientela en restaurantes y bares, y dijo que las medidas deberían ayudar a adelantar un nuevo pico de infecciones hasta fines de enero desde mediados de febrero.

Según Feijoó, de no introducir ninguna modificación el pico de la tercera ola se produciría a finales de febrero, pero con estas medidas esperan que se adelante a finales de enero o principios del mes que viene.

La vinícola región de La Rioja ordenó el cierre de negocios no esenciales a las 17.00 horas y limitó las reuniones de grupo a cuatro personas, mientras que los centros comerciales de Cantabria tienen prohibido abrir los fines de semana.

El martes, Castilla y León instó a sus ciudadanos a evitar contactos innecesarios. España informó de 25.438 nuevas infecciones el martes, lo que eleva el total acumulado a 2,14 millones de casos, mientras que el número de muertos aumentó en 408, hasta 52.683.

(Información de Nathan Allen y Cristina Sánchez; Editado por Inti Landauro y Philippa Fletcher; traducido por Tomás Cobos)