La caída en desgracia de Alvise Pérez: de agitador de la derecha española a pedir donaciones para seguir adelante

Borja González
·5  min de lectura
Alvise Pérez portando una bandera de España. (Fuente: Instagram/@alviseperez)
Alvise Pérez portando una bandera de España. (Fuente: Instagram/@alviseperez)

Alvise Pérez es sin duda la figura de la derecha más mediática en redes sociales desde, al menos, que comenzó al pandemia de coronavirus. Básicamente lo ha logrado gracias a cargar contra la izquierda española y dar alas al pensamiento conservador. También a ciertas acusaciones que ha lanzado que no se ajustan precisamente a lo acontecido en varios casos, como el día que difundió que Manuela Carmena había recibido un respirador en su casa para no hacer cola en la sanidad pública como el resto de españoles.

Lo mismo que le ha dado fama y le alzó en las redes sociales, ahora le está pasando factura. El sevillano, ex de Ciudadanos, partido del que salió a palos con todo el mundo menos con Toni Cantó, la razón por la que entró, está viendo como la situación de ganar poder en la opinión pública a cualquier precio se le está volviendo en contra.

Javier Negre le dio voz en ‘Estado de alarma’ y parece que eso también ha estado lejos de beneficiarle. La realidad es que de agitador de la derecha ha pasado a pedir donaciones para seguir adelante con la vida de ataques al Gobierno y a la izquierda en general.

Ayer publicó un tuit con un enlace a su cuenta de PayPal en el que pedía dinero a sus seguidores bajo la excusa de que le van a eliminar pronto la cuenta de Twitter, básicamente por ser un dedo en el ojo de los que están en el poder en el país:

“Antes de que me eliminen esta cuenta: organizarse, tener estrategia, ejecutar marketing directo y dar la cara SÍ funciona contra el totalitarismo. Quien crea en este tipo de fortaleza para librarnos del socialismo, puede sumar su ayuda aquí”.

Enseguida procedió a borrar el tuit, pero ya era demasiado tarde.

Prácticamente su homólogo en la izquierda, en cuanto a agitador social se refiere, Rubén Sánchez, un rostro sobradamente conocido por ser portavoz de FACUA-Consumidores en Acción, se ha visto enzarzado en un tiroteo de tuits con Alvise Pérez, que una vez más sacó a la luz una información que no era cierta.

El pasado jueves, Pérez alentaba a sus followers a acudir a la manifestación contra la censura en redes sociales que tendrá lugar el próximo 27 de noviembre frente a las oficinas de Twitter España, que están en Madrid: “En unos días eliminarán esta cuenta de Twitter por seguir publicando información contra PSOE y Podemos. La última es por dar a conocer el rostro de tres ex-alcaldes socialistas imputados por corrupción. El próximo viernes 27 a las 19.00 en Castellana 81”.

Entonces, Sánchez tuiteó, sin mencionar a Alvise: “Que Twitter cierre una cuenta es una mala noticia para la libertad de expresión, salvo que se trate de escoria dedicada a sembrar odio a través de bulos. Te quedan horas aquí, delincuente”.

Al tuitero de derechas no le sentó nada bien la publicación del que llama “Facuo” y contestó: “Ojalá te perdones algún día a ti mismo tu intolerancia, tu odio y tu triste sectarismo, Rubén. Solo entiendes el lenguaje de la sumisión, el ataque del adjetivo y el absolutismo moral. Podrás eliminar mi cuenta aquí, pero no podrás eliminar a los cientos de miles que la siguen”.

Además, Alvise Pérez lanzó un ataque atendiendo al hecho de que el jueves pasado Sánchez decidiese suspender su cuenta. El ex de Cs pasó este detalle por alto y pensó que Twitter se la había cerrado, quedando torpemente retratado. Estas fueron las balas cruzadas:

Alvise Pérez, esta vez de manera inteligente, decidió no replicar a Rubén Sánchez, sabiendo que había metido la pata. Tampoco se ha manifestado sobre el hecho de si el pedir donaciones le ha servido o ha sido un fracaso, lo que si está claro es que ha perdido un peso enorme en la agenda que marcaba la derecha en la red social.

Más historias que te pueden interesar: