Alumnos de la UdG exigen liberación de estudiantes encarcelados

GUADALAJARA, Jal., enero 6 (EL UNIVERSAL).- Tras la detención de Javier Armenta, expresidente de la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU) de la Universidad de Guadalajara y otros dos estudiantes imputados por despojo de propiedad privada al intentar rescatar un predio entregado por el ayuntamiento tapatío para un desarrollo inmobiliario, la organización estudiantil montó un campamento frente a Casa Jalisco para exigir al gobernador, Enrique Alfaro, que los tres jóvenes sea liberados.

En marzo de 2021, Javier Armenta, Ilich Cisneros y Alexis Rojas encabezaron la toma de un predio en la barranca de Huentitán entregado por el ayuntamiento en 2008 a un particular para la construcción de un desarrollo inmobiliario; junto con otros estudiantes y vecinos de la zona comenzaron a reforestar el predio y pidieron a las autoridades recuperarlo y destinarlo para hacer un parque, pues los desarrolladores ya habían incumplido el contrato firmado con el ayuntamiento, que establecía la construcción de infraestructura a cambio del terreno.

La Operadora Salamanca, empresa que recibió el terreno, interpuso una denuncia contra los activistas por la toma del predio y en agosto de 2021 el juez Felipe de Jesús Rivera Gallegos ordenó el desalojo del terreno con uso de la fuerza pública el plantón llamado Parque Resistencia Huentitán, en el que se hacían actividades culturales y reforestaciones.

Este jueves los tres estudiantes fueron citados por el mismo juez a una audiencia de imputación y tras declarar un receso para reanudarla el próximo 10 de enero, Rivera Gallegos impuso a los tres estudiantes prisión preventiva oficiosa.

Ante la decisión del juez, Armenta denunció persecución política por parte del gobernador Enrique Alfaro y sometimiento del Poder Judicial ante el Ejecutivo estatal; explicó que esta decisión forma parte de la represión del mandatario contra quienes lo han confrontado desde la UdeG.

Por su parte, el rector de la Universidad de Guadalajara, Ricardo Villanueva, lamentó los hechos y aseguró que recurrirá a toda medida política y jurídica para tratar de liberar a los tres estudiantes, incluso, dijo, buscará al presidente Andrés Manuel López Obrador para que interceda en el caso.

Consideró que la prisión preventiva oficiosa impuesta por el juez sin siquiera escuchar a los abogados, es injusta y de carácter político, pues los tres estudiantes deberían enfrentar su proceso en libertad.

En tanto, la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), envió una carta a los tres Poderes de Jalisco manifestando su preocupación por el caso y haciendo un llamado a que las autoridades actúen con "objetividad, mesura y apego a derecho, garantizando la transparencia y el debido proceso".

Ante las acusaciones en su contra, el gobierno de Jalisco se deslindó de lo ocurrido y aseguró que se trata de un asunto entre particulares.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.