Alumnos de secundaria en Guerrero tomarán clases a la intemperie; autoridades tienen cinco años sin reparar daños de sismos

Alumnos en Guerrero
Alumnos en Guerrero

Estudiantes de la Escuela Telesecundaria Netzahualcóyotl, ubicada en la colonia El Calvario, al poniente de Chilpancingo, capital de Guerrero, recibirán clases en la cancha de usos múltiples del plantel porque su edificio sufrió daños desde los sismos de 2017 y hasta la fecha las autoridades han hecho caso omiso a la reconstrucción que piden docentes, madres y padres de familia y alumnas y alumnos.

José Luis Solís Flores, director de la telesecundaria, dijo que ya hay dos dictámenes de parte de la Secretaría de Protección Civil (SPC) y del Instituto Guerrerense para la Infraestructura Física Educativa (IGIFE), donde mencionan que dos aulas, el laboratorio, las oficinas administrativas y los baños son inseguros e inhabitables y representan riesgo para los alumnos.

“En el dictamen nos dice que no es apropiado el inmueble, que se tiene que realizar una reparación o bien la demolición completa y reconstrucción”, mencionó Solís Flores.

Por los resultados del dictamen, el director gestionó ante el IGIFE la reconstrucción del aula, “pero solo nos ponen más trabas, porque además piden un tercer dictamen que se hizo y estamos en espera de los resultados”.

Por el riesgo que representa que los alumnos tomen clases en las aulas, los maestros decidieron que las clases serán en la cancha de usos múltiples del plantel.

“Es una medida que no nos gusta, pero si algo pasa el responsable seré yo, porque la SPC y el IGIFE ya me dijeron que las aulas eran inhabitables”, dijo.

Son 83 alumnos los que recibirán clases en la cancha, además de cinco maestros y tres administrativos.

Solís Flores explicó que desde el sismo de 2017 el plantel presentó daños, y con los más recientes de 2021 y 2022 fue que se declaró inhabitable.

“Hacemos un llamado a la gobernadora (Evelyn Salgado Pineda) para que nos apoye con la reconstrucción y unas aulas provisionales para los alumnos”, insistió.

Este viernes, los alumnos sacaron sus butacas y se colocaron en la cancha, donde recibieron sus clases.

El director dijo que si hay alguna inconformidad de parte de las madres y los padres por esa medida los alumnos regresarán a sus aulas, pero bajo responsabilidad de las propias familias.

 

Este texto se publicó originalmente en Amapola Periodismo.

  

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Van 2 mil 422 réplicas del sismo de 7.7 en Michoacán