Alumnos de color, inquietos por mayor presencia policial

·2  min de lectura
TEXAS-TIR0TEO POLICÍA (AP)
TEXAS-TIR0TEO POLICÍA (AP)

Después de la masacre en una escuela primaria en Texas, las escuelas en todo el país prometieron ajustar las medidas de seguridad con una mayor presencia policial, en parte para que padres y alumnos se sientan más seguros.

Pero la presencia policial, lejos de reducir, aumenta la inquietud que sienten algunos alumnos, en particular los estudiantes negros y de color, ya que sus experiencias personales con la policía los hace sentirse inseguros.

La estudiante de sexto año de secundaria Malika Mobley ha visto a tres agentes de seguridad patrullando su escuela en Raleigh, Carolina del Norte. En una ocasión, al salir de la escuela, vio a los agentes detener a un compañero de clase que estaba visiblemente alterado e introducirlo con violencia en un vehículo policial.

“Estaba llorando, ‘¿por qué me hacen esto? Si no hice nada’”, dijo Mobley, copresidenta de la Coalición de Estudiantes Negros del condado de Wake. “Tuve que verlo sin poder hacer nada”.

Desde 2020, el grupo aboga por sacar a la policía de las escuelas e invertir esos fondos en asesores y personal de apoyo a los alumnos.

“No consideramos que la presencia policial sea parte de la solución”, dijo Mobley. “Si piensas en por qué la policía no nos da mayor seguridad, puedes hallar las conexiones con toda clase de tragedias que afectan a los más marginales entre nosotros”.

La presencia policial es algo permanente en las escuelas desde hace décadas. Muchos de los agentes tienen la función de crear relaciones con los jóvenes para promover la confianza en la policía, brindar seguridad y velar por el acatamiento de las leyes. Los detractores dicen que la presencia de agentes armados muchas veces significa que se arresta y castiga a los alumnos negros de manera desproporcionada, en lo que llaman el camino directo de la escuela a la prisión.

Según investigadores, los estudiantes negros dicen que la presencia de agentes policiales los hace sentirse menos seguros que sus compañeros blancos, y que en los distritos de mayoría negra los agentes suelen ver a los estudiantes como amenazas.

La interacción de los estudiantes negros y de color con la policía en las escuelas suele ser desproporcionadamente negativa, con arrestos o detenciones, dijo Katherine Dunn, directora del programa Oportunidad de Aprender. Desde 2007, el programa ha registrado al menos 200 casos de agentes en las escuelas que asaltan a los estudiantes, dijo.

“Es revelador de los daños físicos que los jóvenes sufren a manos de la policía”, añadió. “Es la experiencia de la humillación, de sentirse como un criminal porque uno tiene que recorrer el pasillo hasta su aula escoltado por policías armados, que no están ahí por su seguridad, a los que uno ve arrestar a sus amigos, asaltar a sus amigos”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.