Alumnos del CIDE cuestionan a Romero Tellaeche

·4  min de lectura
Alumnos del CIDE cuestionan a Romero Tellaeche

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 18 (EL UNIVERSAL).- Trabajo con agenda personal, falta de conocimiento, agresiones y falta de respeto, así como decisiones unilaterales fueron sólo algunos de los alegatos que estudiantes del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) le hicieron a su director interino José Antonio Romero Tellaeche, tras destituir a la doctora Catherine Andrews de la Secretaría Académica por negarse a suspender las Comisiones Académicas Dictaminadoras (CADIs) y a Alejandro Madrazo Lajous, quien fue removido en octubre pasado como director del CIDE en la región centro sede Aguascalientes por "pérdida de confianza".

La tarde de este jueves, por cerca de tres horas, estudiantes del CIDE participaron en un encuentro con Romero Tellaeche, a quien le reprocharon la destitución de ambos catedráticos. A lo que respondió que, en el caso de Andrews, su decisión fue tomada en estricto apego a la normatividad vigente del Centro Público de Investigación.

El director interino nombrado por el Conacyt encabezado por María Elena Álvarez-Buylla, afirmó que Madrazo Lajous "era director de la sede Aguascalientes y cuándo habla, no habla de manera individual, habla a nombre de toda la institución. En un comunicado oficial, nombrándose director de la sede, hizo un apoyo a las Cátedras Conacyt y yo le indiqué en un correo que se abstuviera de llevar a cabo agendas personales y que si quería expresarse de manera libre lo hiciera como profesor, pero no como funcionario, haciendo caso omiso de esa recomendación empezó a organizar el Sindicato de Cátedras, utilizando la sede de Aguascalientes".

Esa explicación no fue suficiente para los estudiantes, pues le externaron sus preocupaciones: "Lo que a mí me preocupa es que prácticamente nos está diciendo que lo que no se alinea a las exigencias es desechable, y me preocupa que eso pase con mis profesores y los de mis compañeros. Los aduladores hacen más mal que bien y nos ponen en una especie de venda en los ojos. Si sus deseos (de asumir la dirección del CIDE) son genuinos, si quiere ser parte de la comunidad, se dará cuenta que nos está atacando. ¿Sus deseos de pertenecer son genuinos o más bien, quiere entrar como una especie de observador y hacedor de indicaciones externas?", cuestionó una alumna.

Otro alumno indicó que "es un poco preocupante que se utilice la plataforma del CIDE para ejecutar una plataforma similar a la del ejecutivo. Desde su plan de trabajo está la austeridad republicana y otros tantos y tantos conceptos que son utilizados ahora en el Ejecutivo, es evidentemente que somos del orden público, pero no necesariamente tenemos que compartir lo que se divulga allá arriba".

Aunado a ello, los estudiantes de diferentes licenciaturas del CIDE leyeron un pliego petitorio en el que pidieron su renuncia a la dirección interina, aunque Romero Tellaeche ignoró la pregunta, por ello le pidieron también en repetidas ocasiones que dejara de divagar, pues insistía que hay instituciones en las que se fomenta "el individualismo porque el sistema de estímulos está armado para que cada quien publique en revistas que se cataloguen de cierto nivel internacionales y que le otorgan fama y reconocimiento a los profesores, pero la verdad es que estas publicaciones están llenas de vicios. En realidad, las leen dos o tres personas, para publicar ahí se tienen que alinear a la línea editorial, no contradecir las líneas que se siguen, dar toda clase de reconocimientos a los editores y buscar citar a las personas que lo van a dictaminar. Con eso se dejan de lado los problemas que podrían ser de interés para México y terminan los profesores escribiendo lo que quieren esas revistas. Eso les da la oportunidad de crear su propio capital personal y ponerse a trabajar en el CIDE o irse a trabajar a otras partes".

Frente a ese panorama, Romero Tellaeche propuso un cambio en el enfoque: "Tratar de publicar en revistas nacionales, tratar los problemas nacionales, tratar de incidir en políticas públicas, tratar de proponer cambios, tratar que México avance lo más rápido posible".

A lo que un alumno respondió: "Todo tipo de propuestas que implican cambio requieren de mejor fundamentación, confianza y que sean acompañados por nosotros los estudiantes. En cierto modo, como estudiantes hemos sido pasivos por lo que ha pasado, pero pasivos porque no tenemos la capacidad directa de influir. Los estudiantes también tendríamos derecho para formar parte de los cambios que están ocurriendo en nuestra institución. Es muy importante que explore qué significa el CIDE, qué significa la comunidad, quiénes son los profesores, qué investigamos y qué programas de investigación hay, porque sigo pensando que usted está hablando de un estereotipo que nos lastima a todos y ciertamente no se puede construir ni fortalecer una institución si hay estereotipos de por medio que disminuyen lo que significa esto".

Al director interino también le preguntaron a quién responde, a lo que dijo: "Respondo a mí mismo. Yo no respondo a líneas que me dé el gobierno. Comparto las líneas de las que parte la actual administración, no soy oportunista ni sicario. Si ven mi curriculum de 30 años, ha sido lo que he estudiado y para lo que he estudiado y por eso me invitaron para esta posición".

Asimismo, lo invitaron a la protesta de este viernes, que se llevará a cabo a las 10:00 horas, frente al edificio del Conacyt, en Insurgentes Sur.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.