Los alumnos belgas, a por su segunda semana de clase tras las vacaciones

Agencia EFE
·2  min de lectura

Bruselas, 10 ene (EFE).- Los escolares belgas volvieron a las aulas tras las vacaciones de Navidad el pasado 4 de enero y con las mismas normas que antes de la pausa, con la única diferencia de que los alumnos que hayan estado en el extranjero deben guardar una cuarentena de diez días antes de reincorporarse a las clases.

Igual que antes de las vacaciones de Navidad, los alumnos belgas de primaria asisten a la escuela presencialmente los cinco días de la semana, igual que los alumnos del primer curso de secundaria, mientras que en los del resto de cursos de secundaria solamente la mitad de la clase puede estar presente simultáneamente.

Es cada escuela la que decide la organización de sus clases para cumplir con esta norma, que en el caso de la educación especial se aplica "solo cuando es posible teniendo en cuenta las necesidades de los alumnos".

Tanto en primaria como en secundaria es obligatorio el uso de mascarilla y solo hay clases de educación física en primaria, que siempre que sea posible deben celebrarse en el exterior.

Los estudiantes que hayan pasado sus vacaciones en el extranjero han tenido que guardar una cuarentena de diez días, solo acortable si se da negativo en una PCR realizada el séptimo día tras el regreso: la misma medida que debe guardar cualquier adulto que vuelva a Bélgica tras un viaje fuera del país.

En cualquier caso, un estudio del instituto belga de salud pública Sciensano señaló que en las escuelas se percibe la misma evolución de la pandemia que en la población general y que, habitualmente, los aumentos de casos en los colegios suelen estar asociados a un incremento similar en el resto de la ciudadanía.

Respecto a los profesores y personal de los centros de enseñanza contagiados, el mismo estudio señala que solo uno de cada cinco se infectó a través del contacto con los alumnos, mientras que la mayoría lo hizo en su vida fuera de la escuela.

Bélgica franqueó este domingo la barrera de los 20.000 fallecidos por coronavirus desde el comienzo de la pandemia al llegar a los 20.038, unas 58,4 muertes de media al día entre el 31 de diciembre y el 6 de enero (un 15,1 % menos que la semana anterior).

También han descendido las hospitalizaciones en los primeros días del año, aunque el número de nuevos contagios aumentó un 11 % respecto a la semana anterior y se registraron una media de 1.776 por día, para un total de 662.694 contagios desde el inicio de la pandemia.

(c) Agencia EFE