El alto coste de la vida pesa en las elecciones israelíes

REUTERS - AMMAR AWAD

Más allá de los asuntos de política nacional, el alto coste de la vida es algo que preocupa a los votantes israelíes que este 1 de noviembre vuelven a las urnas por quinta vez en tres años.

Los israelíes votan hoy por quinta vez en poco más de tres años y lo hacen con la sensación de que el bloqueo político podría llevar a unas sextas elecciones. Las encuestas prevén que Benjamin Netanyahu y sus aliados se queden a un escaño de la mayoría parlamentaria y que sus rivales, que empujan para expulsarle del poder, tampoco sumen lo suficiente como para formar gobierno.

“Aquí es imposible ahorrar”

A diferencia de en ocasiones anteriores, durante la densa campaña electoral se ha hecho hueco el alto coste de vida, un asunto que preocupa a los ciudadanos desde hace tiempo. Solo este año, la vivienda se ha encarecido un 18% y los precios elevados hacen que Israel siempre tenga lugar en las listas de los países más caros del mundo.

Ahmed, que tiene una tienda en Jerusalén, afirma que “si quieres alquilar una casa necesitas poner como menos 900 dólares al mes, y cuando trabajas obtienes como 1900. No es bastante dinero para comprar comida y otras cosas. Aquí es imposible ahorrar”.

El problema, sin embargo, golpea la sociedad israelí desde hace años, como lo recuerda la analista israelí Dahlia Scheindlin: “Esto no es algo nuevo. Ha sido ciertamente más dramático desde el coronavirus y desde la guerra en Ucrania, pero los israelíes han estado acostumbrados a vivir con problemas de costo de vida desde hace tiempo. También lo protestan desde hace años, incluso lo hicieron en 2011, cuando Netanyahu ya llevaba dos años en el poder”.

“Asuntos de política nacional”


Leer más sobre RFI Español