Alto cargo saudí niega amenaza de lastimar a investigadora de la ONU de caso Khashoggi

Aziz El Yaakoubi
·2  min de lectura
Imagen de archivo. Agnes Callamard, experta de la ONU en asesinatos sumarios, en rueda de prensa, Bruselas

Por Aziz El Yaakoubi

DUBÁI, 25 mar (Reuters) - Un alto funcionario saudí negó el jueves haber amenazado con lastimar a la experta en derechos humanos que dirigió la investigación de la ONU sobre el asesinato del periodista Jamal Khashoggi, luego de que Naciones Unidas respaldó el relato de la especialista sobre la amenaza.

Agnes Callamard, experta de la ONU en asesinatos sumarios, afirmó que un funcionario saudí amenazó en una reunión de enero de 2020 en Ginebra con que "se ocuparía" de ella si no se controlaba su investigación sobre el asesinato del periodista.

Según señaló, funcionarios de la ONU interpretaron el comentario como una "amenaza de muerte". La oficina de derechos humanos de la ONU confirmó su relato el miércoles.

Ni Callamard ni la ONU identificaron al autor del comentario. Sin embargo, el jefe de la comisión de derechos humanos de Arabia Saudita, Awwad Alawwad, se identificó a sí mismo el jueves, aunque negó haber tenido la intención de amenazarla.

"Me ha llamado la atención que la señora Agnes Callamard (...) y algunos funcionarios de la ONU creen que de alguna manera hice una amenaza velada contra ella hace más de un año", tuiteó Alawwad.

"Si bien no puedo recordar las conversaciones exactas, nunca habría deseado o amenazado con hacer daño a una persona designada por la ONU, ni a nadie", agregó.

Tras describirse a sí mismo como un defensor de los derechos humanos, afirmó: "Me desalienta que cualquier cosa que haya dicho pueda interpretarse como una amenaza".

Callamard dirigió una investigación de la ONU sobre el asesinato en octubre de 2018 del periodista estadounidense Khashoggi por agentes saudíes en el consulado del reino en Estambul. Ella emitió un informe en 2019 concluyendo que había "evidencia creíble" de que el príncipe heredero saudí, Mohammed bin Salman, y altos funcionarios saudíes eran responsables.

(Reporte de Stephanie Nebehay en Ginebra y Aziz El Yaakoubi en Dubái; escrito por Raya Jalabi y Stephanie Nebehay; editado en español por Carlos Serrano)