Las alternativas a Twitter desde que Elon Musk compró la red social

Desde que Elon Musk compró Twitter, algunos usuarios descontentos o inquietos por las medidas anunciadas decidieron migrar hacia otras plataformas.

Los motivos varían, desde el plan de despidos, al temor a un aumento de los discursos extremistas, pasando también por la oposición al modelo de negocio de pago que quiere Musk.

¿Hacia dónde huyen los usuarios decepcionados de Twitter? ¿Cuál es la magnitud de este éxodo?

- Mastodon, una red que "no está a la venta" -

Esta plataforma que era casi desconocida hasta hace unos días, registra un pico de popularidad entre los internautas nerviosos por el destino de Twitter. Fue fundada en 2016 por el desarrollador alemán Eugen Rochko y se presenta como "una red social descentralizada, libre y de código abierto", sin ninguna publicidad.

Concretamente esta red permite a cada usuario participar en función de sus temas de interés en la comunidad de su elección y éstas formulan sus propias reglas.

Mastodon se enorgullece de "no estar a la venta" ya que consiste en una red de miles de servidores independientes, también denominados como instancias.

Los miembros pueden interaccionar con la condición de que las reglas de moderación de sus servidores respectivos sean compatibles.

En su cuenta personal, Rochko afirma que Mastodon alcanzó el lunes más de un millón de usuarios mensuales activos gracias a la incorporación de 1.124 servidores y cerca de 490.000 nuevos participantes desde el 27 de octubre, fecha en la que Elon Musk hizo efectiva la compra de Twitter.

Muchos usuarios que se sintieron tentados por esta experiencia afirman que los desanimó el aspecto poco intuitivo de la plataforma, destacando específicamente la dificultad de crear una cuenta.

Otras personas critican que la moderación de los contenidos sea responsabilidad de los administradores de los grupos, señalando que hay decisiones que son arbitrarias.

- En fase de desarrollo -

Otras plataformas que podrían ser atractivas para quienes quieren abandonar Twitter todavía están en fase de desarrollo.

Este es el caso de Bluesky, el nuevo proyecto del cofundador de Twitter Jack Dorsey, quien reivindicó a finales de octubre la inscripción en lista de espera de 30.000 personas en 48 horas, o de Cohost, que promete que los datos personales de sus usuarios nunca serán vendidos.

Otros sitios, como la plataforma de microblogs Tumblr o la aplicación de conversaciones de audio Clubhouse, registraron un aumento de su popularidad.

También emprendimientos recientes que generan curiosidad como las redes Counter Social y Tribel Social.

Redes como Gab, Parler o Truth Social, la plataforma lanzada por Donald Trump, se presentaban como alternativas a Twitter antes de su compra por Musk y ahora esperan aprovechar y sumar usuarios.

- Un efecto limitado -

Por el momento, nada indica que las alternativas a Twitter sean una competencia que pueda superar a esta red social que en junio registró 238 millones de usuarios diarios en activo.

En un tuit publicado la madrugada del martes, Musk incluso afirmó que "el número a usuarios de Twitter aumentó considerablemente en el mundo desde el anuncio del acuerdo", sin entregar datos.

"Y son los primeros días", agregó el multimillonario emprendedor.

Queda por saber si las personalidades más seguidas en Twitter como cantantes, deportistas o políticos seguirán activos en la plataforma o elegirán otras redes con una audiencia más amplia como Facebook, Instagram o TikTok.

dho/jum/as/an/sag