"No tengo alternativa": Boris Johnson impone más restricciones ante cepa más infecciosa en Reino Unido

Michael Holden
·2  min de lectura
El primer ministro británico Boris Johnson habla durante una conferencia de prensa en respuesta a la situación actual de la pandemia de la enfermedad coronavirus (COVID-19), en el interior del 10 de Downing Street, Londres.

Por Michael Holden

LONDRES, 19 dic (Reuters) - El primer ministro Boris Johnson impuso el sábado controles más estrictos a millones de personas en Inglaterra, a los que dijo que se queden en casa, además redujo drásticamente los planes para aliviar las restricciones durante Navidad.

Con el promedio de casos en Inglaterra en aumento debido a una nueva cepa del virus más contagiosa, Johnson dijo que el gobierno tenía que tomar medidas urgentes.

"Sé cuánta emoción pone la gente en esta época del año (...) sé cuán decepcionante será esto", dijo Johnson en una conferencia de prensa. "No tengo otra alternativa".

Londres y el sureste de Inglaterra -cerca de un tercio de la población inglesa- están actualmente en el nivel más alto de un sistema de reglas de tres niveles y ahora serán colocados en un nuevo nivel: el 4.

Se requerirá que la gente se quede en casa excepto por razones esenciales como el trabajo, y se cerrarán los comercios no esenciales, así como el ocio y el entretenimiento en interiores. La socialización se limitará a reunirse con otra persona en un espacio al aire libre.

Johnson había dicho el viernes que esperaba que Inglaterra no necesitara un tercer cierre después de Navidad, además había resistido los llamamientos para cambiar los planes que iban a aliviar las restricciones durante cinco días en las fiestas y permitir que miembros de tres hogares separados se reunieran bajo un mismo techo.

Prohibir la Navidad sería "francamente inhumano", había dicho el miércoles.

Sin embargo, a los que ahora están en el nivel 4 no se les permitirá juntarse con otros durante la Navidad. Y a todos los demás sólo se les permitirá ver a sus amigos y familiares un día.

Las nuevas reglas entrarán en vigor a partir del sábado a medianoche.

Como otros países de Europa, Gran Bretaña está luchando para contener el virus. La acción de Johnson llega después de la preocupación por el aumento de casos, provocado por la nueva cepa infecciosa del virus - VUI202012/01.

El director médico de Inglaterra, Chris Whitty, dijo que aunque no hay evidencia actual de que esta variante del virus cause una mayor tasa de mortalidad o que afecte a las vacunas, se está trabajando urgentemente para confirmarlo.

"Hemos alertado a la Organización Mundial de la Salud y seguimos analizando los datos disponibles para mejorar nuestra comprensión", dijo Whitty en un comunicado.

Gran Bretaña informó de 27.052 nuevos casos de COVID-19 el sábado y 534 muertes. Se estima que la tasa de reproducción "R" está entre 1,1 y 1,2, lo que significa que el número de casos está aumentando rápidamente.

"No actuar con decisión ahora, significará más sufrimiento", dijo Jeremy Farrar, director del Wellcome Trust y miembro del Grupo de Asesoramiento Científico para Emergencias (SAGE) del gobierno, en Twitter.

(Reporte adicional de Elizabeth Piper; Editado en español por Javier López de Lérida)