Altar de muertos y gastronomía en casa del "Indio" Fernández

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 2 (EL UNIVERSAL).- Cuando el gran arquitecto Manuel Parra, diseñó y construyó La casa fuerte, de Emilio "Indio" Fernández, empezó por la cocina. Es el corazón de la casa. Azulejos de Talavera, pisos de cantera, recias maderas que apuntan las sólidas repisas. Es un espacio que invita a la intimidad. Sin duda, es una de las cocinas más bellas del mundo. Ahí se aisló el cineasta Luis Buñuel, durante la fiesta de bautizo de Viridiana Alatriste, según me relató el propio Gustavo Alatriste.

Adela Fernández, a quien recordamos con un gran cariño, no fue solo una gran cocinera, sino una celosa guardiana de las tradiciones culinarias de su familia. El día de muertos era algo más que especial para ella. De hecho, en el jardín se guardan las cenizas de Manuel Parra, autor de la casa. Acaso un altar de muertos, que es paradójicamente "un vivo testigo" el amor de Adela por las tradiciones.

Adela no solo fue celosa guardiana del cine de su padre, piedra fundamental de nuestro gran cine mexicano y su época de oro, sino también de la arquitectura de Manuel Parra y de nuestra cocina. Por lo tanto de nuestra identidad. Luis Buñuel, John Ford, John Huston, Olivia de Haviland, la actriz de "Lo que el viento se llevó", fueron tan solo algunos testigos de lo que se guisaba en la cocina del "Indio". Por cierto, la calle de Coyoacán donde se encuentra la casa, se llama Dulce Olivia, en honor de Olivia de Haviland. Como un homenaje del célebre "Indio" Fernández. Una casa abierta al público que hay que conocer.

Guardiana de las tradiciones gastronómicas familiares

Es así, como Adela, hija del gran director, fue autora de varios libros de cocina, editados por Panorama. Su libro póstumo fue "Las sabrosuras de la muerte", en el 2021, un libro dedicado a las recetas, que solía preparar para las ofrendas de Día de Muertos. Ese rito prehispánico de ofrecer a los difuntos sus platillos favoritos a manera de ofrenda, es elevar la cocina mexicana a otra dimensión, textualmente. Adela alternó recetas con su hija Atenea Magoulas y reconocidas Chefs como Silvia Kurczyn,y Elsa Khalo, recopiladas con el título: "Recetas para las ánimas". Una de las recetas publicadas son los tamales morados de la región de los Tuxtlas, aquí en "Menú" de EL UNIVERSAL te la compartimos:

Tamales morados

Ingredientes

1 kg. de masa azul

200 gr. de manteca

2 cdas. de polvo para hornear

1 pizca de coco rayado

250 ml. de leche tibia

500 gr. de piloncillo rayado

1 cdta. de anís

1 manojo de hojas de maíz (totomoxtle) lavadas y escurridas

Procedimientos:

Batir la manteca hasta que esté blanca y cremosa. Añadir el polvo para hornear hasta que la masa este suave y uniforme. Agregar la leche, el piloncillo y el anís. Mezclar hasta que haga "ojitos". Reposar la masa en el refrigerador durante toda la noche. Con ayuda de una cuchara, embarrar la masa en el totomoxtle y envolver. En una vaporera, cocer los tamales durante media hora o hasta que la masa deje de estar tierna.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.