Alta tensión en la frontera: las claves del conflicto entre Belarús y Polonia

·5  min de lectura
Un grupo de migrantes en la frontera entre Bielorrusia y Polonia.
LEONID SHCHEGLOV

BERLÍN.- Una creciente oleada de migrantes y refugiados trata de entrar a Polonia desde Belarús aumentando la tensión entre ambos países, en el marco de una crisis migratoria en la frontera, considerada por organismos internacionales y los países vecinos como una situación humanitaria alarmante que podría provocar un choque militar.

Las personas desplazadas permanecen en el paso fronterizo, en campamentos improvisados, viviendo bajo condiciones deplorables, mientras policías y militares polacos evitan su paso para proteger las fronteras orientales.

En esta imagen de archivo, agentes de la policía fronteriza de Polonia hacen guardia cerca de un alambre de espino mientras migrantes se congregan en la frontera entre Bielorrusa y Polonia
En esta imagen de archivo, agentes de la policía fronteriza de Polonia hacen guardia cerca de un alambre de espino mientras migrantes se congregan en la frontera entre Bielorrusa y Polonia


En esta imagen de archivo, agentes de la policía fronteriza de Polonia hacen guardia cerca de un alambre de espino mientras migrantes se congregan en la frontera entre Bielorrusa y Polonia

En tanto, la extrema derecha polaca se recrudece en el país con marchas antiinmigración con motivo del Día de la Independencia.

En las últimas semanas, la agencia de la ONU para los refugiados Acnur y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), registraron varias muertes en el paso fronterizo internacional “Bruzgi” con Polonia.

¿Qué está pasando?

Polonia denunció en los últimos meses un aluvión de migrantes y refugiados que trata de ingresar al país ilegalmente desde Belarús, y en los últimos días repelió varios intentos de infiltración masiva en la frontera, que resulta ser el límite de la Unión Europea (UE) y la OTAN.

En su mayoría, se trata de refugiados de guerra de Siria e Irak, incluyendo familias enteras con niños, que acampan desde el lunes en la línea polaca-bielorrusa soportando temperaturas heladas, gran vulnerabilidad y envueltos en una creciente disputa política.

Migrantes del Medio Oriente y otras regiones se reúnen en la zona bielorrusa fronteriza con Polonia cerca de Grodno, Bielorrusia
Migrantes del Medio Oriente y otras regiones se reúnen en la zona bielorrusa fronteriza con Polonia cerca de Grodno, Bielorrusia


Migrantes del Medio Oriente y otras regiones se reúnen en la zona bielorrusa fronteriza con Polonia cerca de Grodno, Bielorrusia

Tensión entre la EU y Belarús

Tanto Polonia como la UE, Estados Unidos y los miembros de la OTAN acusan al gobierno autoritario del bielorruso Alexander Lukahsenko, con el cual mantienen una histórica disputa, de dirigir a los migrantes hacia las fronteras con esos países para desestabilizar a la UE en represalias por sanciones que se le impusieron por reprimir protestas opositoras en 2020, en una operación organizada “por gente ligada a los servicios de inteligencia bielorrusos”.

Desde la represión implacable del movimiento de oposición el año pasado, Belarús es objeto de fuertes sanciones occidentales que le llevaron a acercarse a Moscú.

En su intervención en el Parlamento alemán, el ministro de Relaciones Exteriores, Heiko Maas acusó al mandatario bielorruso de jugar sin escrúpulos con las vidas humanas. “El problema es Lukashenko y Belarús y el régimen que existe allí”, señaló, añadiendo que, por tanto, Polonia merece el apoyo europeo.

Fuerzas de seguridad polacas bloquean el paso de migrantes en la frontera con Bielorrusia
Fuerzas de seguridad polacas bloquean el paso de migrantes en la frontera con Bielorrusia


Fuerzas de seguridad polacas bloquean el paso de migrantes en la frontera con Bielorrusia

Maas volvió a amenazar con mayores sanciones, no solo contra Belarús, sino también contra los países de tránsito de los migrantes y las compañías aéreas implicadas en su transporte. “No se debe permitir que nadie participe impunemente en las actividades inhumanas de Lukashenko”, declaró.

El vicepresidente del bloque europeo, Thorsten Frei, subrayó que los migrantes de la zona fronteriza no deben ser distribuidos por Europa bajo ningún concepto, ya que ello entra en los cálculos de Lukashenko.

En tanto, Franziska Brantner, diputada de Los Verdes, pidió ayuda humanitaria y añadió que el actual gobierno alemán debe interceder para que Polonia permita la entrada de organizaciones de ayuda y periodistas en la zona. “Somos diferentes a Lukashenko. Y tenemos que seguir siéndolo”, indicó.

Una mujer y su hijo comen mientras esperan junto a otros migrantes en la frontera entre Bielorrusia y Polonia, cerca de Grodno, Bielorrusia
Una mujer y su hijo comen mientras esperan junto a otros migrantes en la frontera entre Bielorrusia y Polonia, cerca de Grodno, Bielorrusia


Una mujer y su hijo comen mientras esperan junto a otros migrantes en la frontera entre Bielorrusia y Polonia, cerca de Grodno, Bielorrusia

Por su parte, Lukashenko rechaza toda acusación contra su gobierno y acusó a la UE de negarse a discutir la crisis actual que aqueja a la frontera.

“Hemos propuesto a la UE celebrar consultas sobre este tema, pero recibimos su rechazo. Desde entonces, hemos propuesto repetidamente iniciar un diálogo sobre esta problemática, pero no hemos recibido una respuesta positiva”, afirmó el jefe de la diplomacia bielorrusa, Vladimir Makei.

El ministro también aseguró que Minsk está a favor de una solución de la crisis “lo antes posible”.

¿Cómo se posiciona Rusia?

En medio de la crisis migratoria, el presidente ruso Vladimir Putin pidió a la Unión Europea que “restablezca contacto” con Belarús, después de que la UE advirtiera que la crisis podría convertirse en una confrontación militar, un motivo de preocupación para el Kremlin.

Ante las acusaciones occidentales, Lukashenko amenazó con tomar represalias, cerrando incluso el tránsito de gas natural ruso a través de su territorio, aunque no hubo una respuesta inmediata de Rusia, su estrecho aliado y patrocinador financiero.

El presidente ruso Vladimir Putin junto a su contraparte bielorrusa Alexander Lukashenko en abril 2021
MIKHAIL KLIMENTYEV


El presidente ruso Vladimir Putin junto a su contraparte bielorrusa Alexander Lukashenko en abril 2021 (MIKHAIL KLIMENTYEV/)

Putin ha prometido que Moscú intentará ayudar a Europa a sobrellevar una crisis energética, al tiempo que espera que las autoridades alemanas certifiquen pronto el gasoducto Nord Stream 2, que transportará más gas ruso a Alemania.

Rusia envió dos bombarderos estratégicos para patrullar el espacio aéreo bielorruso el miércoles, en una muestra de apoyo a su aliado. Minsk indicó que los aviones rusos llevaron a cabo simulacros por segundo día el jueves.

“Sí, estos son bombarderos capaces de llevar armas nucleares. Pero no tenemos otra opción. Debemos ver qué están haciendo allí más allá de las fronteras”, dijo Lukashenko.

Migrantes de Oriente Medio y otros lugares descansan junto a la frontera entre Bielorrusia y Polonia, cerca de Grodno, Bielorrusia, el lunes 8 de noviembre de 2021
Migrantes de Oriente Medio y otros lugares descansan junto a la frontera entre Bielorrusia y Polonia, cerca de Grodno, Bielorrusia, el lunes 8 de noviembre de 2021


Migrantes de Oriente Medio y otros lugares descansan junto a la frontera entre Bielorrusia y Polonia, cerca de Grodno, Bielorrusia, el lunes 8 de noviembre de 2021

Ucrania y la Acnur, también involucrados

Ucrania, país vecino, teme convertirse en otro punto caliente en la escalada de la crisis migratoria, por lo que anunció maniobras y el despliegue de 8500 soldados y policías adicionales en la larga frontera norte del país con Belarús.

Por su parte, las Agencias de la ONU como Acnur, OIM, junto con la Cruz Roja bielorrusa, dieron asistencia a “los migrantes bloqueados en las fronteras”.

“Las prioridades ahora son evitar muertes y trasladar a las personas a lugares más seguros en Belarús. Apreciamos el acceso y estamos dispuestos a asistir para hallar soluciones”, afirmó el Alto Representante para los Refugiados, Filippo Grandi, en Twitter.

Agencias ANSA, Reuters, AFP y AP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.