Por primera vez alpinistas nepaleses logran ascensión del K2 en invierno, un español murió

LA NACION
·4  min de lectura

ISLAMABAD.- Un equipo de alpinistas nepaleses consiguió este sábado la primera ascensión invernal del K2, la segunda cima más alta del planeta (8.611 m), uno de los grandes mitos del alpinismo que no pudo lograr el español Sergi Mingote, que falleció en el intento.

Un equipo de 10 alpinistas nepaleses lograron ese hito, al alcanzar la cima del único "8.000" que nunca había sido coronado en la estación más fría del año. Mingote formaba parte de otro grupo que iba a intentar la subida otro día.

"Estamos orgullosos de hacer historia y demostrar que la colaboración, el trabajo en equipo y una actitud mental positiva permiten superar los límites de lo que creemos posible", aseguró en su cuenta en Instagram Nirmal Purja, que formaba parte de la expedición.

Este ex soldado de las fuerzas especiales británicas, que coronó en 2019 los catorce "8.000" con oxígeno y en seis meses y seis días, era el líder de este equipo con Mingma Gyalje Sherpa, otra estrella del alpinismo nepalés.

Los nepaleses son conocidos desde hace décadas por sus habilidades en la alta montaña, ningún escalador nepalés había conseguido hasta ahora ascender durante el invierno a una cima de más de 8.000 metros, una especialidad reservada a los polacos durante años.Los riesgos son múltiples en el K2, donde más de 80 personas han perdido la vida a lo largo de los años.

Durante la prueba el español, Sergi Mingote, murió. El alpinista se hallaba en un campamento de altura y al bajar hacia el campamento base se hirió en una pierna, falleciendo posteriormente, informó su equipo.

"Triste fallecimiento de Sergi Mingote en el K2. Quería seguir haciendo historia formando parte de la primera expedición en coronar esta montaña en pleno invierno y un trágico accidente ha acabado con su vida", tuiteó el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez.

Este año al menos cuatro equipos diferentes que suman alrededor de 60 escaladores, empezaron a ascender el K2, una cifra superior al todas las expediciones precedentes en su conjunto.

Los nepaleses, miembros de tres de los cuatro equipos, se reagruparon el viernes para fijar las cuerdas fijas hasta el campo 4, situado a unos 7.800 metros de altitud, antes de aprovechar un momento de buen tiempo, sin viento, para atacar la cima el sábado.

En esas condiciones meteorológicas óptimas, superaron las últimas dificultades técnicas, entre ellas el temido canal estrecho conocido como "Bottelneck" (Cuello de botella), donde 11 personas perdieron la vida en agosto de 2008.

La hazaña de este sábado se celebró en Nepal. "Es una fantástica noticia. Durante décadas, los nepaleses ayudaron a los extranjeros a ascender a las cimas del Himalaya, pero no recibimos el reconocimiento que merecemos", declaró Kami Rita Sherpa.

Mensaje secreto: una camarera salvó a un niño que era torturado por sus padres

"Es maravilloso que hoy en el K2, diez nepaleses hayan hecho historia y hayan demostrado nuestra valentía y nuestra fuerza", agregó el hombre que escaló 24 veces el Everest, un récord. La asociación de alpinistas del Himalaya de Polonia felicitó a sus colegas nepaleses, quienes "más lo merecen".

El K2 era la última de las grandes cimas del planeta en resistirse a los esfuerzos humanos en invierno. Los italianos Lino Lacedelli y Achille Compagnoni fueron los primeros en coronarlo en el verano de 1954.

Desde el primer intento en 1987-1988, solo se llevaron a cabo un puñado de expediciones invernales en esta montaña de 8.611 metros, situada en el macizo del Karakórum. Pero ninguna de ellas superó los 7.650 metros.

En esta cima conocida como la "montaña salvaje" y el más septentrional de los 8.000, los vientos pueden soplar en invierno a más de 200 kilómetros por hora y las temperaturas caen a menos 60 grados centígrados.

El invierno es más duro en el Karakórum que en el Himalaya, algo que explica que la mayoría de cimas nepalesas de más de 8.000 metros consiguieron coronarse en la estación más fría del año solo a partir de los años 1980.

Agencia AFP