Alonso Ancira se entrega a autoridades

·2  min de lectura

Sara Cantera

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 8 (EL UNIVERSAL).- Luego de conocer que el tribunal de apelación de la justicia española había desestimado el recurso de súplica ante la solicitud de extradición presentada por el gobierno de México, esta mañana, Alonso Ancira Elizondo se presentó voluntariamente ante la policía española, a fin de ser reingresado a prisión.

Una vez que, en su caso, la decisión del tribunal sea refrendada por el Consejo de Ministros, y en los próximos días se comunique oficialmente la sentencia negativa, la defensa del presidente del Consejo de Altos Hornos de México presentará un recurso de amparo y la solicitud para regresar a libertad condicional en tanto culmina el proceso legal.

Como han sostenido el propio Ancira y sus abogados en México y España, el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita del que se le acusa carece de sustento legal, dado que los movimientos financieros aludidos en la acusación tienen un origen plenamente lícito, identificado y justificado, al ser operados y registrados a través de los canales regulares de Altos Hornos de México, conforme a un contrato de servicios.

"Jurídicamente los pagos correspondientes al acuerdo de trabajo con el señor Emilio Lozoya Austin corresponden a un trato comercial entre particulares, dado que, al prestar sus servicios de gestoría y apoyo técnico, el beneficiario no era funcionario y realizó las tareas estipuladas a satisfacción de las partes".

Los tribunales mexicanos, no obstante las presiones de que han sido objeto, se han venido pronunciando en favor de recursos presentados por el presidente de AHMSA, a partir de diferentes irregularidades procesales.

Además, si existiera el delito del que se le acusa, señala la defensa del empresario, de acuerdo con la legislación mexicana no ameritaría la medida de prisión cautelar.

Al margen de estos procesos legales, Altos Hornos de México sigue en negociaciones para concretar una recapitalización, a fin de asegurar en el largo plazo su continuidad operativa y regresar a la estabilidad financiera en beneficio de sus trabajadores, proveedores, clientes y comunidades de influencia.

El pasado jueves, el periodista y colaborador de EL UNIVERSAL, Carlos Loret de Mola, transmitió en el portal Latinus una entrevista a Alonso Ancira, en la que el empresario señaló sentirse un perseguido político del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.